Llegó la hora de la verdad

A menos de 30 días para empezar a disputar la hexagonal de Concacaf rumbo a Rusia 2018 es momento de repasar los números que ha acumulado Panamá hasta ahora en la llamada era del “Bolillo” Gómez que inició el 31 de mayo del 2014 en el Toyota Park de Chicago donde empató a un gol con Serbia.

De esa fecha a la actual el “Bolillo” ha dirigido 42 partidos al frente de la selección nacional con un balance de 13 victorias, 13 empates y 16 derrotas entre juegos oficiales y amistosos, siendo el último curiosamente en el Toyota Park el pasado 11 de octubre ante México.

Si desglosamos un poco más la “Era Bolillo” 19 han sido partidos oficiales y 23 amistosos. Como nota positiva las estadísticas en partidos oficiales son mejores que los amistosos pues la “Roja” ha ganado siete, empatado siete y perdido cinco en competencias por los puntos o clasificación. En partidos oficiales Panamá ha marcado 26 goles y recibido 24.

En partidos amistosos Panamá ha ganado seis, empatado seis y perdido 11 con 16 golea a favor y 26 en contra.

Dentro de esta radiografía, meramente estadística, de la “Era Bolillo” el detalle más preocupante es que de los 42 partidos un total de 15 han sido ante los rivales que estarán en la hexagonal de Concacaf con un balance de solo dos triunfos, cinco empates y ocho reveses. Pero si vamos más allá Panamá no ha vencido a ninguno de los rivales de la hexagonal en partidos oficiales sumando cinco empates y tres derrotas, dos de ellas ante Costa Rica en la pasada fase semifinal y la otra ante México en el famoso “Atraco de Atlanta”.

En encuentros oficiales Panamá ha empatado dos veces con Estados Unidos, una vez con Honduras, una con Trinidad y Tobago y una vez frente a Costa Rica.

En líneas generales la “Era Bolillo” es vista como aceptable si se toma en cuenta los terceros lugares de la Copa Centroamericana 2014 y la Copa Oro 2015. Adicional está la clasificación por primera vez a una Copa América y el pase a la hexagonal con una fecha de anticipación.

Pero si la meta final es Rusia 2018 los números de la próxima hexagonal deben ser mucho mejor que los acumulados en estos dos años. Debemos ser fuerte en casa y ganar los partidos. El empate ayuda muy poco. En la pasada hexagonal sólo se ganó un juego en casa y se empataron tres los cuales terminaron pesando mucho.

La hora de la verdad ha llegado y ojalá aquí se vea la experiencia mundialista que posee el “Bolillo” y que incluso la ha invocado en sus ruedas de prensa. Queremos que esa experiencia se demuestre en la próxima hexagonal. #VamosPanamá