Coleman teme suspensión por faltar a examen antidoping

El campeón mundial de los 100 metros Christian Coleman insiste en que una simple llamada telefónica de los responsables de realizar las pruebas antidopaje cuando hacía compras de Navidad habría evitado la más reciente confusión sobre su paradero, situación por la que ahora teme una suspensión.

Mediante un largo mensaje publicado en su cuenta de Twitter, el estadounidense de 24 años detalló el martes por qué estuvo ausente cuando pretendían hacerle su más reciente examen antidopaje.

Señaló que no haber estado disponible para que le hicieran una prueba del 9 de diciembre fue su tercera infracción en 12 meses, lo que podría acarrearle una suspensión. Ocurrió lo mismo el 16 de enero de 2019 y el 26 de abril de ese año por no haber presentado su documentación a tiempo.

Coleman es favorito para ganar la medalla de oro en los 100 metros de los Juegos Olímpicos de Tokio, que fueron aplazados hasta el verano del año entrante debido a la pandemia de coronavirus.

En su mensaje, el velocista dijo que ha estado apelando su falta al examen antidopaje más reciente, durante seis meses ante la Unidad de Integridad del Atletismo (AIU por sus siglas en inglés).

Esa agencia se encarga del programa antidopaje de World Athletics, el órgano rector del atletismo mundial. Dijo que no hay constancia de que alguien hubiera ido a su domicilio y que si le hubieran llamado estaba a cinco minutos de distancia haciendo compras de Navidad en un centro comercial.

Coleman adjuntó a su mensaje una copia de su “Aviso de Intento Fallido". En la sección de comentarios adicionales en el formulario estaba escrito que “se tocó fuertemente a la puerta varias veces, cada 10 minutos durante una hora”. La persona que acudió al lugar señaló que también oprimió el botón del timbre pero “no escuchamos nada que sonara dentro, así que se desconoce si estaba funcionando”. También decía que “no se hizo llamada alguna por instrucciones del cliente”:

“Literalmente se han comunicado conmigo por teléfono cada vez que me han hecho un examen”, escribió Coleman, quien añadió desconocer "por qué esta vez fue diferente.

“La persona incluso dijo que no pudo escuchar el timbre de la puerta ¿entonces por qué no me llamaron? ¿Por qué la AIU le indicó no comunicarse conmigo? La persona escribió la dirección equivocada, ap (a propósito) así que quién sabe si incluso vino a mi domicilio”.

Coleman dijo haber recibido al día siguiente un aviso de intento fallido de la AIU. El agente de Coleman y la AIU no respondieron de momento los correos electrónicos que se les enviaron para que hicieran declaraciones sobre el asunto.

Los deportistas de élite en el mundo están obligados a llenar un “formulario sobre su ubicación” para que las autoridades antidopaje puedan efectuarles exámenes sorpresivos fuera de competición.

Una infracción significa que el deportista no llenó los formularios para indicar a las autoridades dónde podría ser encontrado o que no se encontraba donde dijo que estaría cuando llegaran los expertos en hacer los exámenes. Si un deportista acumula tres faltas a los exámenes en 12 meses puede considerarse una infracción antidopaje.


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes

Hoy en PANTALLA

00:00

Series RPC

00:30

Cierre de planta

04:00

Oración fuerte al Espíritu Santo

05:00

Series RPC

06:00

Abrid las Puertas al Redentor

06:30

Un Mensaje al Corazón

07:00

Agro y más

08:00

Series RPC

09:00

Nuevos Dueños

10:00

Red Carpet

11:00

Series RPC

12:55

en linea

Lotería RPC

13:35

Series RPC

16:00

Películas RPC

20:00

Series RPC

22:00

Películas RPC