NBA: James y O'Neal forman una pareja explosiva

CLEVELAND (AP). La puerta del vestidor se abre repentinamente y una figura enorme surge del marco y llena toda la estancia.

Shaquille O'Neal revisa el lugar y sus ojos se abren grandes ante la multitud de periodistas que acorralan a LeBron James en su cubí­culo de la esquina del vestidor.

Es entonces cuando Shaq esboza una de esas sonrisas retorcidas, las que usa cuando está a punto de hacer un comentario jocoso.

Los Cavaliers de Cleveland esperan que la llegada del gigantesco Shaq al equipo acabe con 45 años de sequí­a de tí­tulos en la región y quizás evite el posible adiós de James, con quien formará ahora una pareja estelar.

O'Neal amablemente saluda a los periodistas frente a él y busca cruzar el vestidor de Cleveland.

"Discúlpeme mi Rey", dijo O'Neal, con un pequeño tono de sarcasmo hacia James, a quien apodan el "Rey James".

"Todo está bien, grandote", le responde James.

Más tarde, James mueve la cabeza y piensa sobre su nuevo compañero.

"Parece ponerse más grande todos los dí­as", indicó James.

Ciertamente los Cavaliers ahora son más grandes y para conmemorar su 40ma temporada en la NBA, están utilizando el número romano XL en sus uniformes.

Pero tratándose del equipo, deberí­a de ser XXXL (Extra, extra, extra grande).

O'Neal, cuya carrera lo ha llevado por todo Estados Unidos hasta llegar a Cleveland, ha hecho aún más grande a los Cavaliers, que están esperando que este enorme jugador acabe con 45 años de frustraciones y evite que James se marche de los Cavaliers.

James podrí­a abandonar el equipo tras esta temporada, la cual será su séptima. El jugador de 25 años puede convertirse en agente libre y el hecho de no haber firmado una extensión con los Cavaliers podrí­a ser señal de que se marcha.

O'Neal ha convertido a los Cavaliers en Goliats. El equipo se ha convertido en la mayor atracción de la liga debido al famoso dúo, quizás nunca visto antes en el mundo de los deportes. ¿LeBron y Shaq juntos? ¿Es broma?

"Va a ser una locura", dijo James.

O'Neal, quien ha trabajado como voluntario en un departamento de policí­a en su tiempo libre, ha llegado para proteger y servir.

"Espero ser esa pieza que falta para llevar a este equipo y a esta ciudad a otro nivel", dijo.

James siempre ha admirado a O'Neal. Ahora lo ha adoptado como un hermano mayor y han formado un tándem comparable los de Magic-Kareem, Cousy-Russell, Stockton-Malone, Jordan-Pippen o incluso O'Neal-Bryant en la historia de grandes parejas del baloncesto.

"Todo el mundo en esta liga considera a Shaq como el padrino", dijo James. "Cuando uno llega a esta liga, necesitas conocerlo. El es un tipo con el que se necesitan firmar los papeles antes de jugar un partido. Siempre me he sentido cómodo a su alrededor. No es difí­cil llevarse bien con Shaq. Su personalidad es fantástica".

Cleveland iniciará su marcha hacia el tí­tulo el martes cuando los Cavaliers reciban a los Celtics de Boston en el partido inaugural de la temporada 2009-10, el cual podrí­a ser un anticipo de las finales de la Conferencia del Este de esta temporada.

Los Cavaliers y los Celtics son los candidatos a ganar el Este junto con el campeón de la división, Orlando, otro equipo que se reforzó con la contratación de Vince Carter.

Sin embargo, la conquista del campeonato no está garantizada para los Cavaliers, quienes ganaron 76 partidos _ incluidos los playoffs _ la temporada pasada, pero perdieron ante el Magic en la final de la conferencia.

En ese momento el gerente general del equipo, Danny Ferry, ya estaba preparando una oferta para llevarse a O'Neal de Phoenix, una propuesta que casi se derrumba durante el receso del Juego de Estrellas y que finalmente se firmó el 25 de junio.

Asumiendo que Cleveland se enfrente a Orlando de nuevo, los Cavaliers creen que O'Neal puede neutralizar a Dwight Howard.

O'Neal ha llevado a tres equipos a las finales. Además, con la integración de los aleros Jamario Moon y Anthony Parker, Cleveland cuenta con suficiente estatura para frenar a los tiradores de larga de distancia de Orlando.

Sin embargo, es O'Neal, de más de 2,10 metros (siete pies) de estatura y 147 kilos (325 libras) de peso _ y quien está en mejor forma fí­sica que nunca _ quien marcará la diferencia.

O'Neal está en el último año de su contrato que le paga 20 millones por temporada y cree que puede jugar al menos otros dos años. Le gustarí­a hacerlo en Cleveland, con James y con un equipo de los Cavaliers al que considera especial.

Para Shaq, esto no es sólo un experimento de una sola oportunidad.

"Es probablemente el mejor equipo para el que he jugado _al menos en el papel", dijo O'Neal


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes

Hoy en PANTALLA

00:00

en linea

Debate Abierto

01:00

Oración fuerte al Espíritu Santo

02:00

Cierre de planta

04:00

Oración fuerte al Espíritu Santo

05:00

Series RPC

05:30

The Big Bang Theory

06:00

Series RPC

07:00

Animados

08:00

El Chavo del Ocho

09:00

Animados

12:00

Mujer Casos de la Vida Real

13:00

en linea

Gordito del Zodiaco

13:35

Como Dice el Dicho

15:00

Entérese

16:00

Películas RPC

18:00

Series RPC

19:00

Francisco el Matemático: Clase 2017

20:00

en linea

El After

21:35

Películas RPC

23:30

en linea

Debate Abierto