2009: Acta se juega su futuro con los Nacionales

LONDRES (AP). Fuera y dentro del terreno, la percepción generalizada es que los Nacionales de Washington son un marasmo y que su suerte no cambiará a corto plazo.

Manny Acta, sin embargo, es un hombre con un optimismo infinito con miras a una temporada en la que prácticamente todos los entendedores pintan a Washington para repetir como el peor equipo de los mayores.

Cuando iniciaron los entrenamientos de primavera, el dirigente dominicano hizo caso omiso de esos pronósticos agoreros y manifestó que la edición 2009 de los Nacionales es la mejor que ha tenido desde que tomó las riendas.

"Este es la primera vez que tenemos a un cuarto bate de verdad en el lineup", dijo en referencia a la adquisición de Adam Dunn.

"Puedo decir que este es el mejor equipo en los tres años que llevo aquí­", añadió.

La realidad es que cualquier cosa positiva que hagan los Nacionales este año mejorará notable lo hecho en 2008, cuando su récord de 59-102 fue el peor en el mapa de las Grandes Ligas. Fue un paso atrás luego que en su primera campaña logró que el equipo rindiera por encima de las expectativas con una marca de 73-89.

Tampoco es que sea su completa responsabilidad. Después de todo, Acta trató de exprimir limonada con lo poco que tení­a.

Washington fue un equipo virtualmente incapaz de hacer daño con el bate. Su promedio de 3.98 carreras por juego, los exiguos 117 jonrones y el .251 como promedio ofensivo global les significó estar entre los últimos en esos renglones.

La defensa también dejó mucho que desear: la friolera de 124 errores constituyó la mayor cantidad en la Liga Nacional y la segunda más alta en ambos circuitos.

También sobraron las rachas negativas, un total de seis de por lo menos cinco juegos.

Ni uno solo de los lanzadores de su rotación de abridores pudo compilar un saldo de más victorias que derrotzs, mientras que el bullpen acumuló más rescates malogrados que convertidos (27-28).

Para colmo de males, en plena temporada, el gerente general Jim Bowden renunció por culpa del escándalo por las comisiones en los bonos que se reparten en las contrataciones de prospectos latinoamericanos.

Pero basta de la autopsia. Los Nacionales consideran que tocaron fondo y podrán ser competitivos en la durí­sima división Este. Un repunte es clave para Acta, cuya opción de contrato para 2010 no ha sido ejercida por el club.

"Lo único que está bajo mi control es dirigir a este equipo lo mejor que pueda", dijo Acta.

Ciertamente hay indicios alentadores.

-Dunn, el nuevo jardinero izquierdo, llega con credenciales temibles con el madero. Está acostumbrado a conectar un mí­nimo de 40 por campaña y su total de 206 en los últimos cinco años lo colocan justo detrás de los 208 de Alex Rodrí­guez.

-También se reforzaron con las adiciones del dominicano Daniel Cabrera y Scott Olsen para la rotación abridora.

-Y no puede ser que se repita la epidemia de lesiones que los diezmó el año pasado, cuando Nick Johnson apenas jugó 38 partidos, Dmitri Young 50, Austin Kearns 86, Ryan Zimmerman 106, y el cerrador Chad Cordero sólo pudo lanzar cuatro innings y un tercio.

No obstante, los Nacionales siguen huérfanos de un as.

John Lannan (9-15 y 3.91 de efectividad en 31 salidas) fue lo mejorcito y tiene la capacidad de rendir más. Se espera que Olsen (8-11, 4.20 con Florida) y Cabrera (8-10, 5.25 con Baltimore) puedan dar un impulso.

Las otras dos plazas serí­an para Shawn Hill (1-5, 5.83) y Jason Bergman (2-11, 5.09), pero el cotizado prospecto Jordan Zimmermann podrí­a meterse en escena a fuerza de estupendas actuaciones en la primavera, en la que ha estado infranqueable.

El bullpen tiene como cerrador a Joel Hanrahan (3.95 y 9 rescates 13 oportunidades), aunque este será su primer año completo en el papel. El puertorriqueño Saúl Rivera, Steven Shell y Mike Hinckley completan el grupo de relevistas.

En el infield, Johnson luce fí­sicamente recuperado para jugar con regularidad tras ver acción en sólo 38 partidos las pasadas dos campañas.

El resto sigue igual. El tercera base Ryan Zimmerman (.283, 14 jonrones, 51 remolcadas) cuenta con una mina de talento, pero viene de un año difí­cil Los dominicanos Christian Guzmán (.316, 9, 55, .345 de embase) y y Anderson Hernández (.333 en 28 juegos) cubrirán el campocorto y la intermedia.

Gracias a una producción ofensiva en alza, el venezolano Jesús Flores (.256, 8, 59) se ganó la confianza detrás de la receptorí­a.

Con Dunn en el izquierdo, Lastings Milledge (.268, 14, 61) se encargará de patrullar el jardí­n central y Elijah Dukes (.264, 13, 44) estará en el derecho. Los Nacionales cuentan también con las alternativas que ofrecen el recién adquirido Josh Willingham (.254, 15, 51 con Florida), Austin Kearns (.217, 7, 32 y el dominicano Willy Mo Peña (.205, 2, 10 en 64 juegos).

Creer que podrán dar guerra por la punta de la división es esencialmente descabellado, pero los Nacionales podrán darse por satisfechos con arañar el promedio de .500 o por lo menos evitar el papelón de sufrir 100 derrotas.


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes

Hoy en PANTALLA

00:00

Debate Abierto

- VER AHORA -
01:00

Oración fuerte al Espíritu Santo

02:00

Cierre de planta

04:00

Oración fuerte al Espíritu Santo

05:00

El Chavo del Ocho

05:30

Primer Impacto

06:30

Mi Esposa y Mis Hijos

07:30

Lápiz y Papel

08:00

Los Picapiedra

08:30

Capitán Tsubasa

09:00

Penn Zero: Casi Héroe

09:30

Hora de Aventura

10:00

Gravity Fall

10:30

Clarence

11:00

Phineas y Ferb

12:00

Mujer Casos de la Vida Real

13:00

Como Dice el Dicho

14:30

Entérese

15:00

Crudo y Sin Censura

16:00

Castle

17:00

Scorpion

18:00

Películas RPC

20:00

en linea

El After

21:35

Series RPC

22:00

CSI: Miami

23:00

en linea

Debate Abierto