Cabrera trabaja para mejorar como primera base

TORONTO (AP). Ya establecido como primera base en los Tigres de Detroit, Miguel Cabrera y se ha encontrado en el Clásico Mundial de Béisbol con un doble guante de oro que lo está ayudando en esa posición.

Jardinero en sus primeros años como Grandes Ligas y luego antesalista, el astro venezolano de 25 años jugará como inicialista la temporada que se aproxima en las mayores, y en los dos partidos jugados por Venezuela en el Clásico se le ha observado estirándose y sacando buenos outs. Su bateo, a cambio, pasa por un bache.

Pero el formar parte del equipo de su paí­s le ha dado la oportunidad de tener entre los coaches a Andrés Galarraga, quien con su ilustre historial en las Grandes Ligas, incluyendo dos guantes de oro como inicialista, lo está ayudando a mejorar su defensiva.

Cabrera dijo a la AP el domingo que efectivamente su compatriota Galarraga lo está orientando, y se expresó satisfecho.

"Estamos trajando bien y espero mejorar en esa posición", manifestó el jugador antes del partido que Venezuela perdió contra Estados Unidos 15-6 por el Grupo C del torneo, que tiene como sede el Rogers Centre de los Azulejos de Toronto.

Galarraga, quien jugó 19 temporadas en siete equipos de las Grandes Ligas, está más que emocionado por el hecho de vestir el uniforme nacional como entrenador y por ayudar a sus compatriotas.

El "Gato" explicó los aspectos en los que está trabajando con Cabrera: "Es un fildeador natural, tercera base y eso facilita muchas cosas".

Galarraga le aconseja a Cabrera que cada vez que se da un roletazo trate de llegar a tiempo y pisar rápido la base, además de que logre una buena ubicación en que se sienta cómodo en cualquier situación de un tiro malo de sus compañeros del infield.

"Tambien hemos trabajado en los tiros para segunda. Asegurar siempre ese out en segunda que es muy importante para un doble play", agregó. "Yo creo que esas son las cositas en que más o menos hemos venido trabajando".

"En lo demás, él está muy bien", señaló. "Yo le digo que nunca se confí­e, que siempre ataque la pelota, que cubra la base lo más que pueda y que haga el out él mismo. Los pitchers a veces se quedan en el montí­culo".

¿Y cómo ha tomado Cabrera sus consejos?

"Muy bien y con mucha seriedad", respondió Galarraga, un hombre que estuvo a un jonrón de totalizar 400 en su larga carrera en las mayores. "Me dice que se ha sentido mucho más cómodo, que tiene un poquito más de confianza en la posición. Eso me enorgullece".

Y en lo ofensivo, "la pólvora la tiene allí­", afirmó Galarraga.

Cabrera volvió a tener en el 2008 otra temporada fenomenal con el madero, con .292, 37 jonrones --su mayor cantidad en seis años de presencia en las mayores-- y 127 impulsadas.

Pero el ataque del venezolano anda bien frí­o en el Clásico, una situación similar a la que vivió en el anterior torneo del 2006. Pero ese año, con los Marlins, terminó disparando 26 vuelacercas y remolcando 114 carreras.


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes

Hoy en PANTALLA

00:00

Series RPC

01:00

Oración fuerte al Espíritu Santo

02:00

Cierre de planta

04:00

Oración fuerte al Espíritu Santo

05:00

Series RPC

07:00

Animados

12:30

Mujer Casos de la Vida Real

13:30

Como Dice el Dicho

15:30

Entérese

16:00

Series RPC

17:00

Películas RPC

19:00

Juego Limpio

20:25

en linea

El After

21:35

Tanda Manga

22:55

en linea

LPF y Punto

23:30

en linea

Debate Abierto