Guillén no espera castigo por sus declaraciones

SEATTLE (AP). El manager de los Medias Blancas de Chicago Ozzie Guillén no espera que la organización de béisbol de las Grandes Ligas lo penalice por decir que su equipo cobrará venganza si uno o más de sus bateadores es golpeado por lanzamientos del equipo contrario.

Guillén dijo el lunes antes de que sus peloteros jugaran contra de los Marineros de Seattle que ningún funcionario de las Grandes Ligas se ha comunicado con él, pero que tampoco espera que lo hagan porque aún no ha pasado nada en el campo.

"Puedo decir lo que quiera; siempre y cuando no diga algo sobre ellos", dijo el locuaz dirigente de Chicago.

El entrenador venezolano estaba molesto el domingo pues Paul Konerko, Scott Podsednik y Gordon Beckham recibieron pelotazos la noche anterior en su partido ante los Indios de Cleveland, que Chicago ganó por 8-5.

El manager admitió que no piensa que los Indios golpearon a sus peloteros a propósito, pero dijo que está cansado de ver cómo sus jugadores reciben pelotazos.


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes

Hoy en PANTALLA

00:00

Series RPC

01:00

Oración fuerte al Espíritu Santo

02:00

Cierre de planta

04:00

Oración fuerte al Espíritu Santo

05:00

Series RPC

06:00

Abrid las Puertas al Redentor

06:30

Un Mensaje al Corazón

07:00

en linea

Agro y más

08:00

Series RPC

08:50

en linea

Debate Abierto Dominical

11:00

en linea

Cara a Cara

11:35

Series RPC

12:55

en linea

Lotería RPC

13:35

Series RPC

15:00

Películas RPC

22:00

Series RPC