Los Rays, ¿ilusión o realidad?

NUEVA YORK (AP). Estamos en julio, a mitad del calendario de las Grandes Ligas, y ese nombre que ve en la cima del Este de la Liga Americana, con el mejor récord en las mayores, no es por un error.

Los Rays de Tampa Bay son los lí­deres. Sí­, señores, un equipo que en nueve de sus 10 temporadas de existencia ha sido el último de la cola y que nunca ha ganado más de 70 juegos en un año ahora es el perseguido por Boston y Nueva York.

Hay muchas teorí­as sobre qué es lo que ha permitido al equipo de la Florida (50-32) encumbrarse esta temporada. Las que versan sobre factores secundarios van desde el cambio de uniforme hasta quitarse el "Devil" en su nombre.

Pero lo cierto es que los Rays se cansaron de estar en el fondo de la tabla y pasaron al otro extremo.

El ser últimos les valió conseguir varias de las mejores selecciones en los recientes 'drafts' y esos jugadores ahora están mostrando su potencial, como es el caso del tercera base Evan Longoria y el jardinero central B.J. Upton.

También han sido atinados a la hora de canjes.

El robo del siglo es la mejor denominación sobre el negocio que hicieron con los Mets de Nueva York, cuando adquirieron a Scott Kazmir por Ví­ctor Zambrano. El zurdo Kazmir (7-3 y 2.28 de efectividad) es un as en todo el sentido de la palabra, mientras que lo último que se sabe del venezolano Zambrano es que el mes pasado fue dado de baja por los Rockies de Colorado.

Otra transacción a pedir de boca fue la que concretaron con los Mellizos de Minnesota, cediendo a Delmon Young --un ex número uno del draft-- por el pitcher Matt Garza (6-4, 3.76) y el torpedero Jason Bartlett (16 robos como el noveno al bate).

Cuando el domingo se completó la primera parte de la campaña, los Rays se convirtieron en el equipo que más victorias habí­a conseguido (49) tras haber tenido el peor récord en las mayores, según un estimado de Stats, Inc.

Al comenzar la temporada se avizoraba que Tampa iba a ser un equipo a tomar en cuenta y peligroso, pero no a este nivel.

"No puedo decir que yo me esperaba que í­bamos a estar en este lugar en particular en las posiciones", reconoció el manager Joe Maddon. "Ha sido una primera mitad de aportes anónimos. Nadie ha tenido una temporada monstruosa, lo cual es lo que más me entusiasma, porque creo que alguno será un fuera de serie en la segunda mitad".

Eso es cierto. Nadie en la nómina ha sobresalido por sobre los demás y lo que se aprecia es un equipo cuyas piezas están funcionando de manera armoniosa: buen pitcheo abridor, bateo oportuno, defensa sólida y hasta una mejora sustancial en el relevo.

Aún falta mucha tela por cortar y cualquiera se tentarí­a en decir que los Rays en cualquier momento comenzarán a flaquear. Olví­dese. Eso se decí­a en abril y ahí­ están.

Con una nómina muy modesta, los Rays se encuentran en la envidiable coyuntura que pueden reforzarse con lo mejor que se ponga disponible antes que venza el periodo para hacer canjes al contar con varios prospectos en las menores y el incentivo de gastar dinero para clasificarse a la postemporada.

Un rumor que cada vez toma más fuerza es la adquisición de otro abridor y el mismo podrí­a ser C.C. Sabathia, el zurdo de los Indios de Cleveland que ganó el Cy Young de la Americana el año pasado. ¿Se lo imagina dentro de una rotación que ya incluye a Kazmir, Garza, Andy Sonnanstine (9-3, 4.60) y James Shields (6-5, 3.70)?.

Los Rays están cuartos en el circuito en pitcheo y quintos en defensa. Pero se ubican séptimos en bateo, pese a que gente clave como el dominicano Carlos Peña y Carl Crawford no han logrado repetir la producción de años previos.

Peña, quien se perdió 19 juegos tras fracturarse el dedo í­ndice izquierdo, apenas batea para .229 con 11 jonrones, luego de disparar 47 vuelacercas y remolcar 121 carreras en el 2007. El jardinero izquierdo Crawford (.274) tiene un promedio que está 20 puntos por debajo a su marca habitual.

"Tenemos que mantenernos igual en pitcheo y defensa y mejorar un poco en la ofensiva", resaltó Maddon. "Creo que podemos hacerlo con la gente que tenemos".

La irrupción de Longoria, firme candidato al Novato del Año con .267 de promedio y 15 jonrones, más el mejor año con el madero del catcher venezolano Dioner Navarro (.313 y 31 remolcadas) han sido fundamentales.

Igual de clave ha sido la contribución de Eric Hinske (13 jonrones y 44 producidas) y Cliff Floyd, los dos veteranos del lineup que se han encargado de aportar liderazgo.

La gran diferencia está en el bullpen, que ahora se encuentra entre los mejores en las mayores después de ser los últimos en 2007. Troy Percival lleva 19 rescates en 21 oportunidades.

"Este era una equipo que se poní­a en ventaja en los primeros seis innings, pero que sabí­as que al final cedí­a. El bullpen los traicionaba, pero ya no", señaló Hinske. "Es por eso que hemos sorprendido al mundo entero".


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes

Hoy en PANTALLA

00:00

Series RPC

01:00

Oración fuerte al Espíritu Santo

02:00

Cierre de planta

04:00

Oración fuerte al Espíritu Santo

05:00

El Chavo del Ocho

05:30

Primer Impacto

06:30

Mi Esposa y Mis Hijos

07:30

Lápiz y Papel

08:00

Los Picapiedra

08:30

Capitán Tsubasa

09:00

Penn Zero: Casi Héroe

09:30

Hora de Aventura

10:00

Gravity Fall

10:30

Clarence

11:00

Phineas y Ferb

12:00

Mujer Casos de la Vida Real

13:00

Como Dice el Dicho

14:30

Entérese

15:00

Crudo y Sin Censura

16:00

Castle

17:00

Scorpion

18:00

Películas RPC

20:00

en linea

El After

21:35

Series RPC

22:30

CSI: Miami

23:30

en linea

Debate Abierto