Sánchez supera momentos difí­ciles para lanzar no-hitter

SAN FRANCISCO (AP). Durante la frustración de sus momentos difí­ciles y su descenso al bullpen, Jonathan Sánchez siempre confió que podí­a ser un pitcher exitoso en las Grandes Ligas.

Su frase habitual era: "Sólo quiero lanzar". Nunca flaqueó, nunca se quejó por su mala suerte.

El zurdo puertorriqueño de los Gigantes de San Francisco le demostró a todos su capacidad con un improbable juego sin hits el viernes por la noche contra los Padres de San Diego, el primero de un pitcher de los Gigantes en casi 33 años.

Lo que hizo la gesta mucho más especial para Sánchez fue que su padre, Sigfredo, habí­a viajado desde Puerto Rico para ver por primera vez a su hijo lanzar en las mayores. Y eligió la noche perfecta para hacerlo.

Sánchez estuvo casi perfecto. El antesalista dominicano Juan Uribe cometió un error en una roleta de Chase Headley con un out en la octava para embasar al único corredor de los Padres en todo el encuentro.

No fue hasta que el último bateador se paró en el plato, Everth Cabrera, que Sánchez comenzó a pensar en lo que estaba a punto de lograr. El nicaragüense no hizo swing en el tercer strike y comenzó la celebración.

Sánchez logró 11 ponches en el partido, la máxima cifra en su carrera.

"Cuando comenzó el inning, me dije, 'sólo sigue realizando tus lanzamientos'", recordó el boricua. "Vi que el público se puso de pie, y me dije, 'ahora puedo hacerlo. Puedo lograrlo".

Fue el 13er partido sin hits de los Gigantes y el primero desde que John Montefusco lo logró el 29 de septiembre de 1976 en Atlanta.

"Es fabuloso. No puedo creer que tiré un no-hitter", comentó Sánchez. "He tenido problemas todo el año. Tan sólo trabajé con lo que tengo y esta noche todo salió bien. Ojalá mejore para la próxima apertura".

Sánchez, de 26 años y con récord de 3-8 esta temporada, era un candidato poco probable para hacer historia.

Después de todo, el puertorriqueño es el tercer zurdo en una rotación que tiene al ganador del Cy Young de la Liga Nacional el año pasado, Tim Lincecum, a Matt Cain, Randy Johnson y Barry Zito.

Sánchez sólo tuvo la oportunidad de abrir porque Johnson, de 45 años, fue colocado en la lista de lesionados por problemas en el hombro.

Sánchez no ganó en sus cinco últimas salidas y su triunfo más reciente habí­a sido el 25 de mayo contra Atlanta. Aprovechó sus casi tres semanas en el bullpen para trabajar en sus lanzamientos, y todo apunta a que consiguió los resultados deseados.

"Tuvimos un brindis y él dijo, 'espero no volver al bullpen'", comentó el manager Bruce Bochy. "Me puse nervioso viéndolo".

Su padres también estaba nervioso, y fue uno de los primeros que abrazó a Sánchez cuando salió del terreno.

"El estaba aquí­ por una razón", señaló Sánchez.

"Estoy súper orgulloso", comentó Sigfredo. "Cuando era niño, su apodo era Randy Johnson, porque tení­a el pelo largo".


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes

Hoy en PANTALLA

00:00

en linea

Debate Abierto

01:00

Oración fuerte al Espíritu Santo

02:00

Cierre de planta

04:00

Oración fuerte al Espíritu Santo

05:00

Flipper

06:00

Los Picapiedra

06:30

Animados

07:00

El Laboratorio de Dexter

07:30

La Máscara

08:00

Phineas y Ferb

09:00

Animados

10:00

Películas RPC

12:00

en linea

Tiempo Extra

13:05

Castle

13:30

Películas RPC

15:30

Boxeo Internacional

19:00

Partido LPF - Árabe Unido vs. Plaza Amador

- VER AHORA -
23:15

RAW