Improbable, un nocaut en la pelea Mayweather-Pacquiao

LAS VEGAS (AP) — Tommy Hearns entendía lo que se esperaba de él hace 30 años, la noche en que subió al cuadrilátero para enfrentar a Marvin Hagler por el cetro de los medianos.

Nadie podría rehuir el combate. Habría más una lucha encarnizada que un boxeo clásico.

"Desde antes de subir al ring, yo sabía que mi obligación era dar un espectáculo para la gente", rememoró Hearns. "Tenía que atacarlo o la gente diría que algo andaba mal con Tommy".

Aquella noche de abril de 1985 se hizo historia en este deporte. Muchos consideran que aquel primer asalto es el más electrizante que se haya visto en una pelea por un título.

Temerarios, Hearns y Hagler se enfrascaron en duros intercambios. Hagler sufrió una profunda cortada y Hearns quedó muy afectado durante el resto de la breve contienda.

No hay evidencia alguna de que el combate entre Floyd Mayweather Jr y Manny Pacquiao pueda derivar en algo siquiera cercano a aquel épico duelo de tres rounds entre Hagler y Hearns.

Mayweather ha conseguido sólo un nocaut en los últimos ocho años. Pacquialo no lo ha logrado en casi seis, y más bien se avizoran muchas probabilidades de que ambos lleguen hasta el campanazo final en el combate a 12 asaltos.

Sin embargo, Hearns considera que los dos púgiles deben correr riesgos que normalmente no aceptarían, simplemente por la magnitud de la pelea que más ganancias económicas redituará en la historia.

"Mayweather no tiene derecho a ser Mayweather", opinó Hearns. "Tiene que ser defensivo pero también debe atacar. La gente se sentirá indignada si no lo hace. La gente enloquecerá".

Pacquiao es un combatiente más feroz, que ascendió en este deporte gracias a los nocauts, con 38 en 64 peleas.

En cambio, Mayweather se enorgullece por ganar sin que lo castiguen. Ello suele derivar en combates aburridos, algo que parecería inadmisible en esta ocasión, si se toma en cuenta la bolsa de 180 millones de dólares que devengaría.

"Floyd Mayweather tratará de arrancarle la cabeza a Manny Pacquiao. Pueden estar seguros de eso", alardeó el promotor de Mayweather, Leonard Ellerbe. "Lo hará de un modo en que seguirá un plan, pero Floyd Mayweather buscará acabarlo. Creo firmemente que lo logrará".

Si Mayweather renuncia a su estilo y se muestra agresivo, ello podría ser benéfico para Pacquiao, quien tiene la misión de encontrar una oportunidad para conectarle golpes y vencerlo. Sin embargo, las apuestas indican por 3-1 que el combate se irá al fallo de los jueces.

"Haremos que él tenga que adivinar cuándo atacaremos y cuándo no", pronosticó el entrenador de Pacquiao, Freddie Roach. "Floyd se verá abrumado por la velocidad de pies y manos de Manny Pacquiao".

El filipino Pacquiao mostró cierto poder en su última contienda, al derribar seis veces a Chris Aligeri en Macao para imponerse por decisión unánime. Pero no logró noquearlo, y se topará ahora contra el complicado estilo de Mayweather, a quien 47 rivales anteriores no han podido descifrar.

George Foreman, ex campeón de los pesados, dijo que la tremenda capacidad de contraataque de Mayweather no bastará para que gane la pelea a menos de que libre ante Pacquiao más intercambios que contra otros rivales.

"Pacquiao es como un artista del golpeo", opinó Foreman. "Es difícil asestarle un golpe en contraataque. No es tan fácil. Mayweather es por mucho un genio a la defensiva, pero para ganar estos rounds tendrá que atacar también".

Es un hecho que el estadounidense tendría que ir más al ataque simplemente porque su mejor maniobra defensiva —adelantar el hombro para eludir los derechazos— no funciona contra un zurdo como Pacquiao. Mayweather ha tenido algunos problemas contra los zurdos en su carrera, particularmente en 2006, cuando Zab Judah le infligió cierto castigo antes de perder por decisión unánime.

Mayweather se ha preparado recurriendo a varios zurdos como sparrings. Además, es su capacidad para adaptarse a los adversarios lo que distingue su carrera.

"Veremos qué trae él a la mesa. Estoy bastante seguro de que nuestros estilos son totalmente diferentes", explicó Mayweather. "Yo peleo con inteligencia. He estado en la cumbre durante tanto tiempo porque cada uno de mis movimientos está calculado y meditado. Estoy cinco o 10 pasos delante de mi adversario".

"Money" Mayweather tendrá también ventaja en cuanto a sus dimensiones corporales. Ello fue evidente cuando los dos boxeadores posaron juntos el mes pasado, durante su conferencia de prensa en Los Ángeles.

El estadounidense se dijo sorprendido por descubrir cuán superior era su estatura respecto de la que tiene "Pacman", a quien acusó de usar plataformas en los zapatos, a fin de aparentar que es más alto.

Quizás Mayweather pueda aprovechar esa ventaja, combinada con algún error que cometa el púgil asiático.

"Es un boxeador muy negligente", sentenció Mayweather. "En la pelea contra (Juan Manuel) Márquez, se distrajo. Mi carrera difícilmente hubiera durado tanto si yo fuera así de distraído".

El mexicano Márquez aprovechó un descuido de Pacquiao para propinarle un nocaut escalofriante en el sexto asalto.

Hearns se distrajo también ante Hagler, un boxeador que parecía imparable. Pero su pelea en el Ceasars Palace ha quedado en el recuerdo, e incluso el derrotado se alegra de que así sea.

"Sabía que tenía que hacer lo que hice", aseguró Hearns. "Yo estaba listo para una pelea dura, pero no tanto. Me fracturé la mano golpeando a ese tipo en un costado de la cabeza. Sólo quería deshacerme de él lo más rápido que se pudiera".


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes

Hoy en PANTALLA

00:00

Series RPC

01:00

Oración fuerte al Espíritu Santo

05:00

Series RPC

06:00

Abrid las Puertas al Redentor

06:30

Un Mensaje al Corazón

07:00

Agro y más

08:00

Series RPC

08:55

Debate Abierto Dominical

11:00

Cara a Cara

11:30

Series RPC

12:00

Béisbol Grandes Ligas

15:00

Series RPC

17:00

Películas RPC

21:00

Series RPC