Oscar De La Hoya... ¡De oro sólido!

ETIQUETAS

¿Cuándo se sabe que un atleta es de oro puro?

Oscar De La Hoya, el boxeador más exitoso, económicamente en la historia de este deporte, no cambiaría su medalla de oro de los Juegos Olímpicos de Barcelona 1992, por nada en el mundo, ni siquiera por las 10 fajas de campeón mundial, en 6 diferentes categorías, que obtuvo.

En su visita por Panamá, para estar presente en una exhibición en pro de los enfermos del cáncer, en la gala KO a las Drogas, el “Golden Boy” habló en exclusiva con Puro Deporte de RPC TV y dijo que su medalla de oro “es y será lo más importante de su carrera”.

“Será sin duda la medalla de oro, porque fue dedicada a mi madre que en paz descanse”, dijo De La Hoya cuando se le preguntó, qué ha sido lo más grande en su vida como boxeador aficionado, profesional y ahora un promotor exitoso.

Con una sonrisa perfecta, un manejo impresionantemente caballeroso y sobrada profesionalidad, el “Golden Boy” recalcó que con la llegada de la medalla, empieza la historia del “Chico de Oro”. “Esa medalla es y será siempre lo más importante en mi carrera y en mi vida”, sostuvo.

Un retiro definitivo…

Toda historia tiene un inicio y también tiene un final. El “Golden Boy” se retira del boxeo, este año, tras una derrota ante el filipino Manny Pacquiao.

“Yo tenía que ser muy inteligente con mi decisión de retirarme, porque mi cuerpo ya no me responde como quiero, a mi siempre me gustaba pelear al nivel más alto del deporte, con campeones de los mejores y ya no puedo competir con ellos”, dijo De La Hoya, mientras un salón con al menos 8 personas, albergaba un silencio y una sola atención a las palabras de quién fuera uno de los más célebres y grandes púgiles del planeta.

En ese momento el “Golden Boy” tomó un respiro, sonreía y apelaba con fuerza a sus pulmones. “Mi físico no me deja, mi mente y mi corazón quieren, pero ya no puedo competir con ellos”, dijo Oscar De La Hoya, al referirse a los nuevos ídolos del boxeo mundial.

De La Hoya fue grande en su carrera, fue una leyenda que creció como la espuma, su fama y su mundo recto y de disciplina lo encumbraron al mayor nivel.

Su madre inspiradora…

¿Pero a qué se debió tanto éxito… cómo lo logró y cómo se supo manejar en ese mundo de múltiples rostros, llamado boxeo?

“El éxito se debe al apoyo de mi familia, empecé a boxear desde los 4 años, mi padre, mi abuelo y para nosotros el boxeo fue y sigue siendo todo en la vida”, dijo el “Niño de Oro”. Pero hay alguien que macó la carrera exitosa dentro y fuera del ring a este campeón de la vida… su madre, la que siempre le dio su mano.

“Tuve un gran apoyo de mi madre en el boxeo, a ella no le gustaba que su hijo recibiera puños en la cara, no le gustaba, pero me apoyo 100%, para mi fue muy importante eso y por esa razón sigo siendo Oscar De La Hoya no solo en el cuadrilátero, sino la persona que soy hoy día”, agregó, pensativo y con el recuerdo de una sonrisa en su cara.

Momento cumbre… la cima

El momento cumbre de Oscar De La Hoya fue en 1996, en ese tiempo a los 23 años de edad, se le puso en el camino una de las más grandes figuras sempiternas del boxeo, se trata de Julio César Chávez, el gran astro mexicano, que tenía marca de 99 victorias y 1 derrota y prometía derrotar al “Golden Boy”, el futuro, el jovencito… en aquel instante.

“El era un gran campeón, el héroe de México, fue un honor para mi compartir un cuadrilátero con él, fue una pelea perfecta para mi, me sentí invencible, entrené lo más fuerte, estuve todo perfecto en mi preparación, esa pelea con Julio César Chávez, fue mi momento perfecto”, indicó De La Hoya.

Al final, una multitud esperaba por el Golden Boy… el mismo que encaró a grandes y temidos boxeadores, el que enloquecía a la multitud… se alistaba para salir y hacer su primera presentación en público en Panamá.

El “Chico de Oro” se iba, pero dijo que su imagen del boxeo panameño es de las mejores. “Panamá tiene un boxeador que se llama Celestino Caballero, es muy bueno, tiene mucho futuro, muchos peleadores no quieren pelear con él porque es peligroso, además de esto se porta muy bien fuera del ring, es un peleador con futuro”, dijo De La Hoya.

El que se retiró del boxeo, también se retiró del canto, según sus propias palabras, sólo cantará en la ducha… no más al canto, no más al boxeo, Panamá vivió la “goldenboymania”, nosotros nos vamos, afuera le esperan.

¡Gracias campeón!

Resultados, calendario, noticias y más. AQUÍ


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes

Hoy en PANTALLA

00:00

Series RPC

01:00

Oración fuerte al Espíritu Santo

02:00

Cierre de planta

04:00

Oración fuerte al Espíritu Santo

05:00

Series RPC

05:30

The Big Bang Theory

06:00

Series RPC

07:00

Animados

08:00

El Chavo del Ocho

09:00

Animados

12:00

Mujer Casos de la Vida Real

13:00

Como Dice el Dicho

14:30

Entérese

15:00

Películas RPC

17:00

Películas RPC

19:00

en linea

El After

20:00

en linea

Campeonato Nacional de Béisbol Juvenil

23:00

en linea

LPF y Punto

23:30

en linea

Debate Abierto