Dos no son saga: Canelo y Golovkin van por la trilogía

Hace apenas unas horas, Saúl Álvarez destronó a Gennady Golovkin como rey de los pesos medianos. Lo dejó sin su invicto, sin el récord absoluto de defensas de sus títulos y con la sensación de que el futuro ya está aquí. Sin embargo, ambos planean ya una tercera entrega de su saga de peleas.

"Es el día más feliz de mi vida", dijo Canelo sonriente tras su victoria, con una chaqueta dorada y reluciente. De campeón.

Tras una larga jornada, luego de varias semanas de intercambios dialécticos con el equipo de su rival, el mexicano por fin lograba el objetivo con el que llevaba años soñando: ser el mejor púgil de la categoría.

Y lo hacía en el segundo duelo contra Golovkin. En el primero, a mediados de septiembre del año pasado, firmaron un controvertido empate que no contentó a ninguno.

Con 28 años, el futuro había dado paso al presente. Golovkin, de 36, tras una carrera inmaculada, mostraba debilidad por primera vez y su oponente la aprovechaba por decisión mayoritaria (115-113, 115-113, 114-114) para consagrarse delante de un público enfervorecido que lo aclamó hasta la extenuación.

A horas de festejar el Día de la Independencia de su país, Canelo era al fin un hombre libre. Liberado de sus cadenas. Con un poderoso legado que espera ampliar. Con una tercera pelea ante "GGG" en su punto de mira.

"Yo no soy cualquier rival, soy un peleador de élite y esta noche lo demostré. Si la gente quiere una tercera pelea, la tendrán", apuntó el nuevo campeón mundial de los medianos por el Consejo Mundial de Boxeo (CMB) y la Asociación Mundial de Boxeo (AMB).

"Voy a continuar trabajando para mostrar que soy el mejor y si eso incluye una tercera pelea frente a Canelo claro que la podemos negociar. La gente merece otra pelea como esta", apuntó por su parte el kazajo, que quedó con un récord de 38 victorias (34 por nocaut), un empate y una derrota, además de solo poder igualar y no superar las 20 defensas de sus títulos de la leyenda estadounidense Bernard Hopkins.

Por su parte, Canelo presenta un balance de 50 triunfos (34 por KO), dos igualadas y un único tropiezo ante la leyenda estadounidense Floyd Mayweather.

"No puedo quejarme por la decisión pero estuvo suficientemente parejo como para garantizar una tercera pelea. Canelo peleó muy bien, felicidades", señaló de su lado el técnico de Golovkin, el mexicano Abel Sánchez.

- Un calendario complicado -

Tanto el azteca como el kazajo acabaron heridos su pelea en el T-Mobile Arena de Las Vegas, teniendo que recibir varios puntos de sutura por sendas brechas profundas en sus cejas. Ello podría hacer que ya no volvieran a subirse al cuadrilátero hasta el año 2019 y, entonces, otros planes podrían entrometerse entre ellos.

El presidente de Golden Boy Promotions, Oscar de la Hoya, aseguró que podría llevarse a cabo en mayo una pelea entre Canelo y el canadiense David Lemieux, que el sábado noqueó en el primer asalto al irlandés Gary "Spike" O'Sullivan, por lo que el cierre de la trilogía con Golovkin podría llegar en septiembre de 2019.

Para entonces, "GGG" tendrá un año más y la diferencia de edad parecerá aún mayor luego de que ésta resultara evidente el sábado.

Pero uno y otro están condenados a encontrarse: ninguno de los dos aspira a conseguir una bolsa parecida ante otro oponente, ambos protagonizaron una pelea para la historia y el mundo espera por la última película de una saga que ha tenido de todo. Y que ha coronado a Canelo en la temporada de premios.


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes

Hoy en PANTALLA

00:00

Oración fuerte al Espíritu Santo

01:00

Cierre de planta

04:00

Oración fuerte al Espíritu Santo

05:00

Series RPC

06:30

Animados

13:00

La Mordida

14:00

Series RPC

15:30

Películas RPC

17:15

Partido Premundial Sub-20

19:30

El Man es Germán

20:00

Partido Repechaje Femenino - Panamá vs Argentina

22:00

Series RPC

23:00

Debate Abierto