Argentina disfruta con otra conquista dorada en fútbol

BUENOS AIRES (AP). Los argentinos están acostumbrándose a que su selección de fútbol les alegre la vida cada cuatro años, pero no en mundiales sino en los Juegos Olí­mpicos.

En la madrugada del sábado, los hinchas albicelestes trasnocharon para seguir el triunfo 1-0 ante Nigeria con gol de Angel Di Marí­a en la final del fútbol olí­mpico de Beijing, que les permitió colgarse el segundo oro tras el conseguido hace cuatro años en Atenas.

"El fútbol argentino vale oro", tituló el sábado en su portada el diario La Nación, que como todos los periódicos demoró su impresión para incluir la victoria de los conducidos por Sergio Batista.

A nivel de selección mayor, los festejos no abundan para los argentinos. Hace 22 años que ganaron su último mundial y la Copa América, el máximo trofeo continental, se les niega desde 1993, demasiado tiempo para un paí­s que respira fútbol en cada rincón.

Y aunque el seleccionado que compitió en Beijing era Sub23, más tres jugadores que superan esa edad, la mitad del plantel incluyó nombres que habitualmente visten la camiseta del seleccionado mayor como Lionel Messi, Juan Román Riquelme, Javier Mascherano y Sergio Agüero.

Además, la doble medalla de oro tiene un valor extra para los albicelestes: es la única competencia que sus archirivales de Brasil nunca conquistaron.

"En Brasil no se consigue", publicó el diario deportivo Olé. "Argentina ganó su segunda medalla de oro para envidia de los brasileños, que están ví­rgenes. ¡A festejarlo!".

Como hace cuatro años, Argentina ganó el certamen invicta y con seis triunfos consecutivos, el más categórico en la semifinal 3-0 sobre los brasileños.

Los medios de prensa argentinos reconocieron que la final ante Nigeria "fue un partido muy duro, parejo y recién lo pudo definir en el segundo tiempo", según Clarí­n.

Los elogios llovieron sobre Di Marí­a, que sin tanto cartel como Messi o Agüero se convirtió en silencio en uno de los jugadores más decisivos para el equipo de Batista.

"Di Marí­a se metió en el alma de los futboleros argentinos. Alcanzó la dimensión de Mario Kempes en el mundial 1978. Es como el Carlos Tevez de Atenas 2004. Es, cómo no, una invitación a recordar aquel inolvidable gol de Jorge Burruchaga (en la final) de (el mundial) México 1986", destacó Clarí­n.


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes

Hoy en PANTALLA

00:00

Series RPC

01:00

Oración fuerte al Espíritu Santo

02:00

Cierre de planta

04:00

Oración fuerte al Espíritu Santo

05:00

Series RPC

06:00

Abrid las Puertas al Redentor

06:30

Un Mensaje al Corazón

06:55

en linea

Agro y más

08:05

Series RPC

08:55

Debate Abierto Dominical

- VER AHORA -
11:00

en linea

Cara a Cara

11:35

en linea

Fifa World Cup Magazine

12:05

Series RPC

12:55

en linea

Lotería RPC

13:35

Series RPC

15:30

Películas RPC

17:40

en linea

Partido LPF - Árabe Unido vs. Plaza Amador

21:00

Series RPC

21:55

en linea

Especial RPC - FEPAFUT

22:35

Series RPC