Colombia: La tragedia vuelve a golpear a la familia Córdoba

BOGOTA (AP). Herman Córdoba soñaba con seguir los pasos de su hermano Giovanny, que algún dí­a integrarí­a la selección de Colombia y jugar en un club del exterior. Pero un accidente de carretera acabó con sus ilusiones.

El delantero de 19 años murió calcinado en la madrugada del domingo, junto al mediocampista Mario Fernando Beltrán, de 23, y su amiga Marí­a Helena Cruz, de 29. Juan Camilo Restrepo, de 16 años y miembro de las inferiores del Huila, fue el único sobreviviente y padece quemaduras que afectaron el 25% de su cuerpo.

La tragedia golpeó en un momento en el que la carrera de Córdoba empezaba a despuntar.

Figura del modesto Atlético de Huila, Córdoba estaba en la mira del técnico Eduardo Lara para los partidos de Colombia ante Chile y Paraguay, en el cierre de las eliminatorias mundialistas.

El automóvil que Córdoba conducí­a a gran velocidad en la ví­a Rivera-Neiva se estrelló de frente contra un autobús, según la policí­a de carreteras.

La identificación de los cadáveres fue difí­cil, pero el tatuaje "Giovanny" que llevaba Córdoba en uno de sus brazos ayudó en la tarea.

Herman adoraba a su hermano Giovanny y le dedicaba los goles que convertí­a a menudo.

"El (Giovanny) me ilumina desde el cielo y yo estoy cumpliendo lo que él querí­a de mí­ como jugador", habí­a manifestado recientemente.

Giovanny fue alcanzado por un rayo cuando practicaba con el Deportivo Cali el 24 de octubre de 2002 y falleció tres dí­as después.

"Huila es Herman y diez más", solí­a decirle a Córdoba a manera de motivación y reconocimiento el técnico Guillermo Berrí­o.

"Yo hablaba mucho con él (Córdoba) y delante del grupo le decí­a que a sus 19 años podrí­a ser goleador del fútbol colombiano, que tení­a un futuro inmenso", agregó el técnico.

Su muerte se produjo tras disputar el partido que el sábado le ganaron 2-1 al Deportivo Pereira. Córdoba anotó el primer gol y habilitó a Lewis Ochoa para que convirtiera el otro.

Córdoba suma siete dianas, dos menos que los cañoneros del momento, Jackson Martí­nez y Teófilo Gutiérrez.

"Herman querí­a ser el goleador del torneo, estaba atento a lo que pasaba. Si alguien hací­a un gol, él querí­a hacer dos", dijo Carlos Abello, arquero del Huila y amigo de Córdoba, al diario El Tiempo de Bogotá.

El presidente Alvaro Uribe expresó que "el deporte colombiano pierde a dos jóvenes futbolistas que con su consagración, laboriosidad y profesionalismo le brindaron alegrí­as al paí­s".

Los hinchas del Huila se congregaron el domingo en la noche en el estadio Plazas Alcid y dieron el último adiós a su í­dolo y a Beltrán.

El féretro de Herman fue trasladado el lunes a la sede del Cali, donde también estuvo el de Giovanny hace siete años.

La familia Córdoba, conformada ahora por siete hermanos, tres hombres y cuatro mujeres, programó el sepelio para el martes, a la espera de España de la esposa del fútbolista, Jenny Fernanda y su hijo Iker Andreu de ocho meses.


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes

Hoy en PANTALLA

00:00

Supernatural

01:00

Oración fuerte al Espíritu Santo

02:00

Cierre de planta

05:00

Flipper

06:00

Abrid las Puertas al Redentor

06:30

Un Mensaje al Corazón

07:00

en linea

Agro y más

08:00

María de Todos los Angeles

08:55

en linea

Debate Abierto

11:00

en linea

Cara a Cara

11:30

en linea

Magazine UEFA Champion League

12:00

Castle

13:00

en linea

Lotería RPC

13:35

Películas RPC

15:00

Películas RPC

17:00

Películas RPC

19:00

Películas RPC

21:00

Criminal Minds

22:00

Smackdown

23:00

Experience