Euro: El señor de los anillos ante el talento español

VIENA (AP). De un lado la maquinaria alemana, ostentando sus trofeos de guerra y un saber de las estrategias más destructivas para revalidar su hegemoní­a en Europa. Ante ella un contendiente de imprevisible talento, pero sin el temple de la primera.

El tricampeón Alemania y España, que hace 44 años ganó su único tí­tulo, jugarán el domingo la final de la Eurocopa 2008 en el estadio Ernst Happel de Viena.

Los alemanes dicen que a su favor pesa la experiencia que dan los campeonatos ganados -tres en Eurocopa y tres mundiales-, más allá que en este certamen desconcertaron hasta al propio Franz Beckenbauer, alternando muchas malas con pocas buenas. Y aún así­ están en la final.

"Sé que los españoles sienten mucho respeto por nuestra forma de jugar. Necesitas cualidades especiales en una final y nosotros las tenemos", advirtió el defensor Christoph Metzelder.

España no mira al pasado, sostiene su fe en lo que mostró en las tres semanas que duró el torneo: es el único invicto de los 16 equipos que arrancaron, le ganó al campeón del mundo Italia, al que nunca habí­a vencido en el gran escenario, y en la semifinal barrió a Rusia 3-0 con una actuación destacada en cada una de sus lí­neas, como ha sido la constante en el certamen.

Desde la Eurocopa 1964, el único trofeo en sus vitrinas, cayó sobre España una maldición que ni grandes futbolistas y entrenadores de ese paí­s pudieron quebrar. Hubo una ocasión en la Eurocopa de 1984, pero se interpuso la Francia de Michel Platini en la final.

"No sé que pasó hace 44 años, pero después de un mes con los muchachos veo que el grupo es fantástico. Tenemos un clima genial en el vestuario. Esa es una de las claves de nuestro éxito en este momento", aseguró el mediocampista Xabi Alonso.

El técnico Luis Aragonés hizo una jugada riesgosa al excluir del plantel para la Euro al goleador histórico Raúl González. Pero tras pasar la tormenta de crí­ticas se salió con la suya: sin referentes de peso, fortaleció a un grupo de jóvenes con grandes cualidades que más allá de una rebeldí­a pasajera confí­an en la guí­a del "Sabio de Hortaleza".

"Hay unos jugadores impresionantes, que se han unido y van bajo unas directrices marcadas. Además hay un pensamiento positivo. El equipo está en muy buena forma, en un momento muy bueno y espero que podamos conseguir algo importante", afirmó Aragonés.

"Este grupo ha hecho todo para ser campeón. Lo que pasa que nos queda un eslabón más. Los alemanes son alemanes", admitió.

España sufrirá la baja de David Villa, el máximo artillero del certamen con cuatro goles, debido a una lesión muscular que sufrió en la pierna derecha ante los rusos. Sus compañeros dicen que su ausencia no le resta posibilidades a España en la final y al que le toque entrar -el volante ofensivo Cesc Fábregas es el candidato- estará a la altura.

España no tiene misterios, muestra las cartas en la primera mano: control permanente del balón y atacar y atacar hasta desgastar al rival. Los mediocampistas Andrés Iniesta, David Silva, Xavi Hernández y Marcos Senna son el engranaje de esta maquinaria. Alternan de posición, aparecen por sorpresa en área rival y se sacrifican en la marca.

Con la vieja fórmula, pero los mismos jugadores, el técnico de Alemania Joachim Loew llegó más lejos que su predecesor Juergen Klinsmann. Este habí­a apostado por un estilo más ofensivo, pero no pudo pasar del tercer puesto en el mundial de casa hace dos años.

Loew, con la misma base, volvió a los tres pilares clásicos del fútbol alemán: resistencia, compromiso y eficacia. Alemania sólo tuvo tres tiros al arco en la semifinal ante Turquí­a y los tres sirvieron para ganar 3-2.

Y con esa receta planea derrota a España.

"No hay que dejarlos jugar. Tenemos que ser agresivos. No creo que eso les guste", dijo el volante Torsten Frings.

"Ellos controlan la pelota muy bien. Vamos a tener que jugar muy fuerte, doblar esfuerzos y hacer una marcación cerrada", aconsejó el ex delantero Oliver Bierhoff, coordinador del seleccionado alemán.

La única preocupación en campo alemán es el mediocampista Simon Rolfes, que recibió seis puntos de sutura sobre el ojo izquierdo por un golpe ante los turcos, que lo obligó a salir. Si no juega, Frings regresará al equipo luego de reponerse por una fractura de costilla.

Platini, ahora presidente de la UEFA, dio en la tecla: "Es muy difí­cil dar un pronóstico. Tienen estilos y jugadores diferentes. Cualquier cosa puede pasar. Lo único que espero que tengamos una gran final, con grandes goles, grandes atajadas y un fútbol de ataque".

___

Probables alineaciones:

ALEMANIA: Jens Lehmann, Arne Friedrich, Per Mertesacker, Christoph Metzelder, Philipp Lahm, Torsten Frings, Bastian Schweinsteiger, Michael Ballack, Thomas Hitzlsperger, Lukas Podolski, Miroslav Klose.

ESPAí‘A: Iker Casillas, Sergio Ramos, Carles Puyol, Carlos Marchena, Joan Capdevila, Andrés Iniesta, Marcos Senna, Xavi Hernández, David Silva, Cesc Fabregas y Fernando Torres.

Arbitro: Roberto Rosetti (Italia).


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes

Hoy en PANTALLA

00:00

en linea

Debate Abierto

01:00

Oración fuerte al Espíritu Santo

02:00

Cierre de planta

04:00

Oración fuerte al Espíritu Santo

05:00

Flipper

06:00

Los Picapiedra

06:30

Animados

07:00

El Laboratorio de Dexter

07:30

La Máscara

08:00

Phineas y Ferb

09:00

Animados

10:00

Películas RPC

12:00

en linea

Tiempo Extra

13:05

Castle

13:30

Películas RPC

15:30

Boxeo Internacional

19:00

en linea

Partido LPF - Árabe Unido vs. Plaza Amador

21:45

RAW

22:30

Superstars

23:30

Supernatural