Expresidente de Concacaf, multado con 79 millones de dólares

Un juez ordenó el miércoles que un expresidente de la Concacaf pague 79 millones de dólares como indemnización, a raíz de una demanda en Estados Unidos, relacionada con el escándalo de sobornos que estremeció a la FIFA.

El juez federal de distrito William Kuntz emitió el fallo por defecto contra Jack Warner, en relación con la demanda civil que se interpuso en 2017, acusándolo de malversar decenas de millones de dólares del organismo rector del fútbol en Norteamérica, Centroamérica y el Caribe. El fallo escrito fue emitido el martes en una corte de Brooklyn, después de que Warner no respondió a las acusaciones.

La organización futbolística “pretende seguir todas las vías disponibles para hacer que se cumpla el fallo dentro de cualquier jurisdicción donde la Concacaf tenga motivos para creer que el señor Warner pudiera tener activos”, dijo el abogado de los demandantes John Kuster, mediante un comunicado emitido el miércoles.

Warner, de 76 años, está acusado dentro de una abarcadora investigación penal que ha derivado en veredictos de culpabilidad para varios exdirigentes del fútbol. Se encuentra libre bajo fianza mientras lucha contra una solicitud estadounidense de extradición desde Tirinidad y Tobago, donde ha negado haber cometido ilícitos.

No hubo respuesta inmediata el miércoles a un correo electrónico que la AP envió a un abogado de Warner.

La demanda acusa a Warner y a Chuck Blazer, otro exdirigente del fútbol, de negociar sobornos relacionados con lucrativos derechos de transmisión televisiva para varios torneos, incluida la Copa de Oro. Blazer falleció antes de que se presentara formalmente la querella.

Por otra parte, hay cargos penales, según los cuales, Warner y Blazer, como miembros del comité ejecutivo de la FIFA, recibieron un pago de 10 millones de dólares para influir en una votación sobre qué país debía ser sede del Mundial.

Warner “accedió a proporcionar a Blazer un millón de los 10 millones de dólares que incluía el soborno”, según la demanda. “No sorprende que, el 15 de mayo de 2004, cuando se realizó la votación del Comité Ejecutivo de la FIFA, Sudáfrica fue elegida por encima de Marruecos como sede del Mundial de 2010. Warner y Blazer votaron por Sudáfrica”.

A comienzos de este año, los herederos de Blazer accedieron a pagar 20 millones de dólares como indemnización en el caso civil.

Los hijos de Warner, Daryll y Daryan, se declararon culpables de fraude en el caso penal en 2013, como parte de un acuerdo para cooperar con las autoridades. Están libres bajo fianza, aunque tienen prohibido viajar dentro de Estados Unidos y esperan su sentencia.


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes

Hoy en PANTALLA

00:00

Oración fuerte al Espíritu Santo

01:00

Cierre de planta

04:00

Oración fuerte al Espíritu Santo

05:00

A La Candela

06:00

Mujer Casos de la Vida Real

07:00

Entérese

08:00

Series RPC

10:00

Animados

11:00

Once

12:00

A La Candela

13:00

Series RPC

15:00

Películas RPC

17:00

Los Reyes

19:00

Películas RPC

20:30

Series RPC

23:00

A La Candela