Italia: Inter vuelve a ser favorito, pero Europa es su deuda

MILAN (AP). El fútbol italiano se alista para una temporada crucial, en la que se juega restaurar su reputación en Europa, al tiempo que el técnico nacional Marcello Lippi buscará revalidar en Sudáfrica el tí­tulo de campeones mundiales.

El campeón vigente Inter de Milán es el favorito para llevarse su quinto tí­tulo seguido en la liga italiana, que comienza el sábado, y Juventus es el más firme candidato a meterse en su camino.

Sin embargo, para los principales equipos italianos y para el Inter en particular, el gran desafí­o es Europa. Tras pobres actuaciones en la temporada pasada, en la que Inter, Juventus, Roma y Fiorentina no pasaron de octavos de final en la Liga de Campeones, se espera que la representación italiana levante su rendimiento.

Udinese fue el que más lejos llegó en las competiciones continentales, al quedar eliminado en cuartos de final de la Copa UEFA frente al Werder Bremen.

Este año, Inter, Juventus y Milan se clasificaron a la fase de grupos de la Liga de Campeones y Fiorentina se les sumará si vence al portugués Sporting de Lisboa en la fase previa. Genoa, Roma y Lazio están por iniciar su participación en las eliminatorias para la Liga de Europa, que reemplazó a la Copa UEFA.

Tras años de escándalos de corrupción, convocatoria decreciente entre el público y un nivel de juego que disminuye, la liga italiana necesita restaurar su credibilidad internacional.

El atractivo de la Serie A perdió lustre para esta pretemporada cuando sus dos principales luminarias decidieron irse a la liga española: el brasileño Kaká dejó el Milan por el Real Madrid a cambio de 67 millones de euros (95 millones de dólares) y el sueco Zlatan Ibrahimovic se fue del Inter al Barcelona por 50 millones de euros (70 millones de dólares).

Aunque el delantero camerunés Samuel Eto'o llegó al Inter como parte de la transferencia de Ibrahimovic al Barcelona, quedó en Italia una sensación de vergüenza porque los principales astros del calcio partieran y no fueran reemplazados.

El primer ministro y presidente del Milan, Silvio Berlusconi, no se salvó de las crí­ticas, ya que los tifosi protestaron por su resistencia a gastar el dinero que el club recibió por Kaká.

"En el futuro, sólo compraremos jugadores de menos de 23 años", dijo Berlusconi, ante la molestia del nuevo entrenador, el brasileño Leonardo. Luego, el Milan contrató al holandés Klaas-Jan Huntelaar, de 26 años, por 15 millones de euros (21,6 millones de dólares).

Juventus fue contra la corriente más que ningún otro en su búsqueda de regresar al estatus que tení­a antes de ser forzado a descender de categorí­a en el 2006 por su participación en un escándalo de partidos arreglados. Compró al enlace brasileño Diego del Werder Bremen por 24,5 millones de euros (34 millones de dólares), logró el regreso del capitán italiano Fabio Cannavaro y adquirió al volante brasileño Felipe Melo de la Fiorentina.

Por lo general, los equipos se han limitado a conseguir jugadores baratos si era posible y algunos, como Fiorentina, Lazio y Roma, esperan pacientes para ver quién está disponible hasta el cierre del libro de pases, el 31 de agosto.

Estas medidas tienen sentido en tiempos de crisis económica, pero no conducirán a mejorar la actuación continental de los italianos y mucho menos a devolver a la liga a la posición dominante que tuvo durante la década de 1990.

Un área en que muchos seguidores italianos quisieran ver cambios es en el trato a las divisiones inferiores. Luego de su eliminación en semifinales del campeonato europeo en junio, el entrenador de la selección sub21 Pierluigi Casiraghi se quejó de la falta de oportunidades que tienen los jóvenes.

"En teorí­a, con la crisis monetaria habrí­a más espacio para los jugadores jóvenes que hace cuatro o cinco años", dijo. "Pero en la Serie A los resultados son todo. Si no estás ganando, el entrenador no puede usar un jugador de menos de 21".

El hecho de que las mayores contrataciones de la pretemporada hayan sido de jugadores extranjeros muestra que las posibilidades para los jóvenes italianos _y para el equipo mundialista de Lippi_ no son halagadoras.

Juventus aún no le ha encontrado lugar al delantero Sebastián Giovinco, de 22 años, a pesar de actuaciones impresionantes la temporada pasada. Eso sí­, el equipo le dio una extensión de contrato por dos años a Alessandro Del Piero, de 34 años.

Roma le extendió el contrato a Francesco Totti por cinco años, con lo que seguirá en el equipo hasta los 37. Al mismo tiempo, el club capitalino no tuvo problemas en vender al mediocampista Alberto Aquilani, de 25 años, al Liverpool, por 23,5 millones de euros (33 millones de dólares).

Las consecuencias parecieron claras cuando una selección italiana integrada en su mayorí­a por los campeones mundiales de 2006 quedó afuera de la Copa Confederaciones en la primera ronda.

Hasta ahora, sólo el defensor Giorgio Chiellini y el delantero Giuseppe Rossi han logrado sumarse al equipo nacional, que sigue lleno de jugadores que ya dejaron atrás sus mejores años, pero tampoco encuentra alternativa.


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes

Hoy en PANTALLA

00:00

en linea

Debate Abierto

01:00

Oración fuerte al Espíritu Santo

02:00

Cierre de planta

04:00

Oración fuerte al Espíritu Santo

05:00

El Chavo del Ocho

05:30

Primer Impacto

06:30

Mi Esposa y Mis Hijos

07:30

Lápiz y Papel

08:00

Los Picapiedra

08:30

Capitán Tsubasa

09:00

Penn Zero: Casi Héroe

09:30

Hora de Aventura

10:00

Gravity Fall

10:30

Clarence

11:00

Phineas y Ferb

12:00

Mujer Casos de la Vida Real

13:00

Como Dice el Dicho

14:30

Entérese

15:00

Crudo y Sin Censura

16:00

Castle

17:00

Scorpion

18:00

Películas RPC

20:00

en linea

El After

21:35

Series RPC

22:00

CSI: Miami

23:00

en linea

Debate Abierto