Libertadores: Cruzeiro se encierra en el hotel

BUENOS AIRES (AP). El plantel del Cruzeiro de Brasil arribó este martes por la noche a Buenos Aires y se recluyó en un hotel de lujo del centro de la ciudad bajo estrictas medidas de seguridad para evitar cualquier riesgo de contagio, en medio de una epidemia de gripe porcina en Argentina.

El cuadro brasileño se medirá el miércoles ante Estudiantes en el partido de ida de la final de la Copa Libertadores, que se jugará en el estadio Unico de La Plata, a unos 55 kilómetros al sur de la capital argentina.

Cruzeiro solicitó en la ví­spera a la Conmebol aplazar o cambiar la sede del primer partido debido a la situación sanitaria en Argentina, donde murieron 60 personas y casi 3.000 están contagiadas de gripe AH1N1. El pedido no prosperó.

Los brasileños aplazaron un dí­a su llegada a Buenos Aires, prevista inicialmente para el lunes. Se alojaron en un piso exclusivo para ellos de un hotel cinco estrellas de la capital y sólo saldrán para jugar el partido.

El club informó que los jugadores no atenderán a la prensa argentina, mientras los dirigentes se reunirán con sus pares de Estudiantes para definir la cantidad de entradas destinadas a la parcialidad visitante en ambos partidos. Se esperaba la llegada de unos 500 hinchas del Cruzeiro a Buenos Aires.

Más temprano, el presidente brasileño Luiz Inacio Lula da Silva, de visita en Parí­s, pidió a las autoridades argentina garantí­as de salud para Cruzeiro.

"Creo que el ministro de salud de Argentina y el ministro de salud de Brasil tienen que ponerse de acuerdo y dar garantí­as", dijo Lula el martes en la embajada brasileña en Parí­s. "Así­ el partido se puede jugar en Buenos Aires o en alguna otra ciudad argentina. Y si los ministros de salud dan la luz verde, no veo problema alguno".

Eduardo Maluf, director deportivo del Cruzeiro, querí­a que la Confederación Brasileña de Fútbol ejerciera presión para suspender el encuentro, o recibir garantí­as sanitarias para sus jugadores.

"No puedo dar una opinión sobre un tema tan sensible como la salud de los jugadores brasileños, pero sin duda el equipo argentino tiene las mismas preocupaciones. Nadie quiere ser infectado", señaló Lula. "Creo que Cruzeiro tiene derecho a estar preocupado por la salud de sus futbolistas".

El partido de vuelta se disputará el 15 de julio en Belo Horizonte.


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes

Hoy en PANTALLA

00:00

en linea

Debate Abierto

01:00

Oración fuerte al Espíritu Santo

02:00

Cierre de planta

04:00

Oración fuerte al Espíritu Santo

05:00

Series RPC

07:00

Animados

12:30

Mujer Casos de la Vida Real

13:30

Como Dice el Dicho

16:00

Series RPC

17:00

Películas RPC

19:00

Juego Limpio

19:30

Películas RPC

21:00

Lo Mejor del Boxeo

22:30

Series RPC

23:25

en linea

Debate Abierto