Sub20: Ramillete de nuevas figuras destacan en Sudamericano juvenil

CARACAS (AP). Si bien no hubo una figura que por su talento y ganas de triunfar brilló más que ningún otro jugador en el campeonato Sudamericano Sub20, el futuro furbolí­stico de la región luce prometedor por la existencia de decenas de jugadores con suficiente habilidad y argumentos para esperar que sigan los pasos de estrellas como Leonel Messi y Nelson Haedo Valdez, entre muchos otros que destacaron en la categorí­a juvenil.

El atacante Walter, del Internacional de Porto Alegre, trazó el camino triunfal de Brasil rumbo a su décimo titulo sudamericano con cinco tantos, varios de ellos con la ayuda del mediocampista Douglas Costa, particularmente en momentos de apremio, lo que llamó la atención de buscadores de talentos, que siguieron paso a paso el torneo, que se disputó del 19 de enero al 8 de febrero en las ciudades venezolanas de Puerto La Cruz, Maturí­n y Puerto Ordaz.

El subcampeón Paraguay, que fue una máquina de goles, también tuvo un ramillete de figuras que levantaron los elogios de propios y extraños.

El volante Hernán Pérez y el atacante Robí­n Ramí­rez compartieron con el brasileño Walter y el uruguayo Abel Hernández el primer lugar en la tabla de goleadores, con cinco unidades.

Otro jugador que hizo temblar las defensas rivales fue el también paraguayo Federico Santander, quien anotó cuatro goles en ocho partidos, tres de ellos en calidad de suplente.

Santander, del Guaraní­ de Paraguay, recién abrió como titular a partir de la última fecha de la fase de grupos, cuando se lesionó el ariete Luis Páez, del Fátima de Portugal, quien por sus credenciales estaba llamado a ser una de las figuras del Sudamericano.

Debido al exigente calendario y las elevadas temperaturas que azotaron el oriente venezolano, el técnico Adrián Coria buscó proteger a su goleador sacándolo antes del final del partido en tres de las compromisos como titular.

Uruguay, otro de los equipos clasificados al mundial de Egipto, contó con un bien balanceado conjunto, que en general tuvo un desempeño notable. Además de Hernández, a la ofensiva destacaron los atacantes Jonathan Urretaviscaya (Benfica de Portugal) Santiago Garcí­a (Nacional) y el mediocampista Nicolás Lodeiro (Nacional) con tres goles.

Venezuela, que tras vencer 3-1 a Uruguay en la última fecha del hexagonal final logró la inédita clasificación a un mundial de cualquier categorí­a, fue inesperadamente una explosión de buen fútbol.

La artillerí­a venezolana incluyó regates, juego de cintura y disparos violentos de larga distancia, que hicieron sobresalir a jugadores como los delanteros Yonathan Del Valle y José Salomón Rondón, quienes anotaron tres y dos goles, respectivamente, y arrastraron marca para que otros de sus compañeros sacudieran el arco rival.

El arquero Rafael Romo también tuvo una destacada actuación, sobre todo en el choque con los uruguayos, donde fue el pilar defensivo de los anfitriones, ahogando el grito de gol de los celestes en al menos media docena de veces.

Argentina, vigente campeón mundial, mostró poca consistencia al ataque y una de las defensas más frágiles del torneo. En ese mar de confusión que fue el equipo argentino, quienes no desentonaron fueron los volantes Eduardo Salvio, de Lanús, y Franco Zuculini, de Racing.

Ambos dejaron en evidencia el por qué son considerados las revelaciones del último torneo Apertura.

Salvio anotó cuatro goles, mientras que Zuculini fue uno de los jugadores más sacrificados de la albiceleste. Atacó, defendió e hilvanó algunas de las jugadas más luminosas del opaco equipo argentino, que en muy pocas oportunidades logró sincronizar la delantera y el mediocampo.

Por Colombia destacaron Hernán Pertuz con tres goles y Marco Pérez con dos, quien junto al mediocampista Javier Reina, estuvieron involucrados en la mayorí­a de las jugadas de peligro que generó el seleccionado cafetero.

Otros jugadores que figuraban entre los candidatos a convertirse en astros del torneo, en cambio pasaron por tierras venezolanas discretamente, y en algunos casos su desempeño fue decepcionante. Es el caso de Emiliano Insúa, del Liverpool inglés, el único jugador de un club extranjero del plantel argentino.

Insúa estuvo a la cabeza de una zaga que dejó a lo largo del torneo muchos espacios y cometió números errores en la entrega del balón; para colmó, el capitán de la selección argentina fue expulsado por acumulación de tarjetas amarillas a los 82 minutos del partido que decretó su ausencia del próximo mundial. En ese choque Colombia se impuso 1-0.

Fue una dolorosa despedida para Insúa, el único sobreviviente del combinado albiceleste que conquistó el tí­tulo de campeón mundial en Canadá 2007.

Argentina llegó al Sudamericano sin Franco Di Santo (Chelsea), Pablo Piatti (Almerí­a) y Javier Pastore (Huracán), quienes no fueron cedidos por sus clubes. Ese trí­o, sin embargo, estaba en los planes para el mundial.

Dentinho, jugador del Corinthians, uno de los equipos más populares de Brasil, también está llamado a brillar, pero al final sumó un sólo tanto a la causa brasileña y deslució por individualista.


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes

Hoy en PANTALLA

00:00

Series RPC

01:00

Oración fuerte al Espíritu Santo

02:00

Cierre de planta

04:00

Oración fuerte al Espíritu Santo

05:00

Flipper

06:00

Los Picapiedra

06:30

Animados

07:00

El Laboratorio de Dexter

07:30

La Máscara

08:00

Phineas y Ferb

09:00

Animados

09:30

en linea

Fifa World Cup Magazine

10:00

Películas RPC

12:00

en linea

Tiempo Extra

13:05

Castle

14:00

Películas RPC

16:00

Películas RPC

18:00

Películas RPC

20:00

Películas RPC

22:00

RAW

23:00

Superstars