En la cornisa, Argentina pone en juego pergaminos ante Perú

BUENOS AIRES (AP) — Meses atrás, una reconocida cadena argentina de electrodomésticos prometía a sus clientes devolver el dinero del televisor última generación que habían comprado si la selección no se clasificaba al Mundial de 2018. Una escenario impensado que podría convertirse en posibilidad latente si el equipo de Lionel Messi y compañía no vence a Perú el jueves en un mano a mano por el pase directo a Rusia.

En Argentina el partido se vive como el más trascendente de las últimas décadas, incluso por encima de las cuatro finales mundialistas. La última vez que los albicelestes faltaron a la cita fue en México 1970. Hay varias generaciones de argentinos que nunca pasaron por ese trauma, entre ellos el propio Messi.

Crisis institucional y cambio de tres entrenadores mediante, Argentina llega a las dos últimas fechas de la larga eliminatoria sudamericana en el quinto puesto con 24 puntos, ubicación que la obligaría a jugar un repechaje contra Nueva Zelanda en noviembre.

Los peruanos, que hilvanaron tres victorias consecutivas, treparon al cuarto puesto, también con 24 unidades pero con más goles a favor que su próximo rival. Hace tiempo que la blanquirroja no llegaba al cierre de las eliminatorias con chances de clasificar a una Copa del Mundo, lo cual no consigue desde España 1982.

Si el equipo de Jorge Sampaoli le gana a Perú llegará menos presionado al último compromiso ante Ecuador el próximo martes en Quito. Otro resultado disparará la venta de calculadoras y calmantes. Argentina, campeón del mundo en 1978 y 1986, ya no dependerá de sí misma y estará pendiente de los resultados de Chile, Paraguay y Ecuador, sus inmediatos perseguidores.

Perú, a su vez, cierra en casa ante Colombia.

A falta de juego y goles en anteriores presentaciones, Argentina buscó ayuda externa: se mudó del estadio Monumental de River Plate a la Bombonera de Boca Juniors, donde hace 20 años no juega un partido por eliminatorias. Messi apenas registra un amistoso allí y varios de sus compañeros jamás la pisaron. Pero se argumenta que el riesgo vale la pena porque allí la presión de la hinchada se siente más __se descuenta que La 12, la legendaria barrabrava boquense, estará en la tribuna__ para motivar a los propios e intimidar a los visitantes.

"Estamos preparados para jugar en cualquier escenario”, retrucó Ricardo Gareca, técnico argentino de Perú. “Nosotros estamos en nuestro mejor momento anímico y futbolístico". La estadística no ayuda al “Tigre”, que nunca ganó como entrenador en la Bombonera.

Perú tampoco ganó en Argentina por eliminatorias, pero ha sido un rival molesto. En 1969 logró un empate 2-2 en la misma Bombonera que dejó afuera del Mundial del año siguiente a los argentinos. El mismo resultado se dio 1985 gracias a un gol mitad autoría de Gareca y otro poco de Daniel Passarella, que le permitió al equipo entonces dirigido por Carlos Bilardo jugar en México 1986.

Más acá en el tiempo, el artillero Martín Palermo marcó el del triunfo 2-1 en tiempo cumplido para que el seleccionado de Diego Maradona encaminara la clasificación a Sudáfrica 2010.

A los jugadores peruanos, desparramados por las ligas más competitivas del mundo, les sobra fe.

"Son los partidos más importantes de mi carrera, hay que tener la tranquilidad para afrontar estos compromisos...solo depende de nosotros", confía su capitán Paolo Guerrero.

 El silencio es la regla en el bando argentino. Desde noviembre pasado los jugadores cortaron todo diálogo con la prensa en represalia por rumores extrafutbolísticos sobre Ezequiel Lavezzi, quien actualmente no forma parte del plantel. A última hora del miércoles, Sampaoli ofrecerá una conferencia de prensa.

En la previa, Argentina sufrió la baja de Sergio Agüero, quien se perfilaba como posible titular en lugar de Paulo Dybala, de bajo rendimiento en la fecha pasada ante Uruguay y Venezuela, a lo cual sumó una declaración poco feliz: "No es fácil jugar con Messi, porque jugamos en la misma posición”.

El “Kun” se rompió una costilla en un accidente automovilístico en Amsterdam días atrás y tendrá para dos meses de recuperación.

El técnico ha despistado al probar distintas formaciones y esquemas en las prácticas. No está claro si defenderá con tres o cuatro en el fondo. De ello depende la presencia de Federico Fazio o el veterano Javier Mascherano.

En tanto que Eduardo Salvio, Emiliano Rigoni y Alejandro Gómez pelean por el puesto de Dybala.

En ataque Sampaoli desoja la margarita entre Mauro Icardi, titular en los dos últimos partidos, o Darío Benedetto, el artillero de Boca Juniors. La falta de gol ha sido una constante del seleccionado argentino, que lleva marcados apenas 16 goles en la competencia sudamericana, la segunda peor marca después de la ya eliminada Bolivia.

Perú tiene cuatro bajas sensibles por suspensión: Christian Ramos, Christian Cueva, Paolo Hurtado y André Carrillo. Además, Jefferson Farfán arrastra molestias físicas y está en duda.

El árbitro será el brasileño Wilton Sampaio.


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes

Hoy en PANTALLA

00:00

Series RPC

01:00

Oración fuerte al Espíritu Santo

02:00

Cierre de planta

04:00

Oración fuerte al Espíritu Santo

05:00

Series RPC

07:00

Animados

12:30

Mujer Casos de la Vida Real

13:25

en linea

Lotería RPC

14:05

Como Dice el Dicho

16:00

Series RPC

17:00

Películas RPC

19:00

Como Dice el Dicho

20:00

Películas RPC

21:55

en linea

Like Music

23:00

en linea

Debate Abierto