Se hace muy poco para frenar el racismo en el fútbol europeo

PARíS (AP). El jugador de fútbol de Ghana Solomon Opoku oyó a fanáticos serbios gritando insultos racistas y se dio vuelta cuando avanzaron hacia él, lanzando puñetazos e improperios.

Los atacantes eran simpatizantes del equipo de Opoku, pero no querí­an que un negro defendiera la camiseta de su club.

Dos dí­as más tarde, Pape Diouf, presidente del equipo Olympique de Marsella, tuvo la oportunidad de observar el tratamiento que soportaban sus jugadores negros cuando viajaron para participar en el encuentro por la Copa UEFA contra el Zenit, de San Petersburgo, en el norte de Rusia.

"Lo que ocurrió fue horrible", dijo Diouf, también negro, en declaraciones a The Associated Press. "Fue lo de siempre: lanzaron bananas a los jugadores negros que estaban haciendo ejercicios de calentamiento, hubo gestos obscenos, cantos contra los monos. El Zenit no oculta el hecho de que ningún jugador negro puede jugar para ese club y los fanáticos lo señalan con toda claridad".

El racismo se ha convertido en el azote de los estadios europeos de fútbol. Muchos encuentros que se libran desde el mar Mediterráneo hasta los montes Urales están plagados de fanáticos que insultan a jugadores por su etnia o por su color de piel.

Las campañas antirracistas dirigidas a los fanáticos han tenido hasta ahora escaso éxito. Y eso hace que la FIFA y la UEFA encaren una limpieza.

Las autoridades del fútbol condenan el racismo de los fanáticos y ordenan multas. Pero hasta ahora se han mostrado renuentes a tomar medidas más drásticas, como la descalificación de torneos, el descuento de puntos o las suspensiones de encuentros.

"Hay paí­ses, (como) la Rusia actual, donde el racismo es una doctrina cuasi oficial", dijo Pascal Mignon, un sociólogo francés que realiza labores de investigación en el instituto deportivo INSEP. "En Rusia, la xenofobia es bastante fuerte. Y también ... en paí­ses del sureste de Europa como España o Italia", añadió.

Durante su campaña para desalojar hace dos años del cargo de presidente de la UEFA a Lennart Johansson, Michel Platini hizo de la lucha contra el racismo una prioridad de su campaña electoral.

"Estamos en un momento decisivo con relación a nuestro deporte", dijo Platini en esa época. "Mi idea será suspender totalmente un partido. Cuando se trata del racismo, no se pueden aceptar medias tintas".

Sin embargo, desde el pasado noviembre, Platini se ha negado a discutir el tema y no lo tocó en una entrevista con la AP. También prometió hablar sobre el racismo en un discurso que pronunciará el mes próximo en Varsovia.

El sitio es significativo, ya que el Campeonato Europeo de 2012 se jugará en Polonia y Ucrania, dos paí­ses con visibles grupos racistas y una milenaria tradición antisemita.

En Polonia, el sociólogo Rafal Pankowski lucha contra el racismo como miembro de la organización Nigdy Wieciej, o Nunca Más.

"En mayor o en menor grado, este problema ha surgido en prácticamente cada club", dijo Pankowski, y explicó que se han agitado pancartas antisemitas y abundan los cánticos de repudio a grupos étnicos o religiosos.

La BBC informó el año pasado que según Leszek Miklas, presidente del equipo polaco Legia Varsovia, alrededor de un 20% de los fanáticos del club son neonazis. En declaraciones a la AP, Miklas admitió que los simpatizantes de la agrupación tienen puntos de vista fascistas, pero no pudo estimar la cifra.

"La sociedad polaca es bastante homogénea. No tenemos muchos extranjeros", dijo Miklas en una entrevista. "Por lo tanto, los polacos no están acostumbrados a otras razas o a personas que resultan diferentes, como ocurre en Gran Bretaña o en Estados Unidos".

La organización de defensa de los derechos humanos Amnistí­a Internacional advirtió en un informe en noviembre pasado acerca de un "alarmante aumento" en los delitos por motivos de odio religioso o étnico en Ucrania. Buena parte de la violencia es atribuida a grupos de ultraderecha como el partido Nacional de los Trabajadores Ucranianos.

El lí­der del partido, Evhen Herasymenko, dijo en una ocasión que atacar a extranjeros de piel oscura era "como el sistema inmunológico, la reacción de un cuerpo saludable a una infección que lo afecta".

Algunos paí­ses son mejores que otros para sancionar a fanáticos racistas.

La situación en Inglaterra ha mejorado desde la década del 80, gracias en parte a una agresiva campaña publicitaria antirracista y a la cobertura del problema por parte de la prensa británica.

Un ejemplo fue cuando el defensor del Portsmouth Sol Campbell, un negro, fue insultado en septiembre pasado por simpatizantes de Tottenham. Cuatro de los fanáticos de ese equipo fueron detenidos, y tras declararse culpables de lanzar indecencias, se les prohibió asistir a encuentros durante tres años.

Aún así­, los incidentes se han repetido. Cuando el delantero egipcio Mido jugó para el Middlesbrough contra el Newcastle en noviembre, algunos fanáticos lo insultaron por ser musulmán.

Opoku fue atacado mientras estaba a prueba con el club serbio Borac Cacak, el año pasado.

"Cuando me di vuelta, ví­ algunos fanáticos de Borac gritando que no querí­an negros", dijo Opoku a la Asociación de Fútbol de Ghana. "Me lanzaron algunos golpes pero pude escapar trepando a una pared".

Opoku abandonó el Borac poco después, y cuatro de sus agresores fueron condenados a penas de cárcel por un total de cuatro años y medio. No fue el primer caso en que fanáticos serbios agredieron a jugadores por su color de piel.

Si es difí­cil proteger a jugadores famosos por su color de piel ¿qué le espera a jugadores como Opoku, que no son muy conocidos?

"Hay que preocuparse por jugadores menos conocidos", dijo Diouf. "Cualquiera de ellos podrí­a ser asesinado en una esquina ... Es por eso que ha llegado el momento de que las autoridades internacionales aborden este problema con todo su empeño".

___

Los periodistas de AP Paul Logothetis en Madrid, Ryan Lucas en Varsovia y Maria Danilova en Kiev, Ucrania, colaboraron con este informe.


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes

Hoy en PANTALLA

00:00

Series RPC

01:00

Oración fuerte al Espíritu Santo

02:00

Cierre de planta

04:00

Oración fuerte al Espíritu Santo

05:00

El Chavo del Ocho

05:30

Primer Impacto

06:30

Mi Esposa y Mis Hijos

07:30

Lápiz y Papel

08:00

Los Picapiedra

08:30

Capitán Tsubasa

09:00

Penn Zero: Casi Héroe

09:30

Hora de Aventura

10:00

Gravity Fall

10:30

Clarence

11:00

Phineas y Ferb

12:00

Mujer Casos de la Vida Real

13:00

Como Dice el Dicho

14:30

Entérese

15:00

Crudo y Sin Censura

16:00

Castle

17:00

Scorpion

18:00

Películas RPC

20:00

en linea

El After

21:35

Series RPC

22:30

CSI: Miami

23:30

en linea

Debate Abierto