Alonso vuelve a sufrir problemas eléctricos en los segundos ensayos de Indianápolis

La segunda jornada de ensayos libres de Fernando Alonso en las 500 Millas de Indianápolis este miércoles fue tan mala como la primera, y en esta ocasión el piloto español volvió a sufrir un problema eléctrico que dañó parcialmente su auto.

El dos veces campeón del mundo de Fórmula 1 perdió el control en la salida y golpeó el muro de seguridad tres veces antes de que su automóvil se detuviera.

El ibérico pudo salir de su monoplaza McLaren y fue trasladado a la clínica del circuito para realizarse pruebas de control que no revelaron nada inusual, informaron los organizadores.

Sin embargo, su coche quedó muy perjudicado y probablemente tendrá que participar en las calificaciones oficiales el sábado y el domingo con el auto de reserva.

"El auto cruzó, levanté el pie del acelerador, pero eso no fue suficiente. Perdí completamente el control del auto y ya estaba demasiado cerca del muro de seguridad", explicó Alonso al canal de televisión NBC.

"Sucedió muy rápido, es una pena, aún perderemos un poco más de tiempo para hacer las rondas. Lo siento por el equipo, pero aprenderemos de lo que sucedió y esperamos poder regresar el jueves", añadió el español.

Alonso solo pudo completar 46 vueltas con un tiempo de 39 segundos 9231/10000, mientras que el piloto más rápido de la jornada, el estadounidense Josef Newgarden (Penske), completó su vuelta más rápida en 39 segundos 3260 / 10000a.

"El equipo trabajó arduamente toda la noche para resolver los problemas que enfrentamos el primer día y tuvimos un auto mejor, por lo que es una pena que nuestro día se haya acabado prematuramente", dijo Gil de Ferran, director de McLaren.

"No podemos negar que los últimos dos días han tenido un impacto en nuestra preparación, pero sentimos que vamos en la dirección correcta, Fernando (Alonso) tiene moral y continuaremos trabajando en paz y con determinación", aseguró el brasileño, ganador de las 500 Millas de Indianápolis en 2003.

- De mal en peor -

El primer día de práctica libre el martes ya había ido mal para Alonso, quien se había limitado a 50 vueltas y no había podido usar toda la potencia de su motor debido a otro problema eléctrico.

Alonso, de 37 años, es el principal atractivo de la 103 edición de las 500 Millas de Indianápolis, que se correrá el 26 de mayo próximo.

En su primera participación en 2017, se unió al equipo de Andretti, uno de los referentes del campeonato de IndyCar, y desempeñó un rol protagonista durante la carrera, antes de verse obligado a retirarse por un fallo del motor a 20 vueltas del final.

Alonso buscará convertirse en el segundo piloto después del británico Graham Hill en ganar la Triple Corona del automovilismo después de su éxito en el Gran Premio de Mónaco en la F1 y las 24 Horas de Le Mans en resistencia.


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes

Hoy en PANTALLA

00:00

Oración fuerte al Espíritu Santo

01:00

Cierre de planta

05:00

Series RPC

06:00

Abrid las Puertas al Redentor

06:30

Un Mensaje al Corazón

07:00

Agro y más

08:00

Series RPC

09:00

Nuevos Dueños

10:00

Red Carpet

11:00

Series RPC

12:00

Béisbol Grandes Ligas

15:00

Series RPC

15:35

Campeonato de Fútbol Playa Concacaf

17:30

Series RPC

17:45

Partido LPF

20:00

Películas RPC

22:00

Series RPC