El rey Kipchoge pulveriza el récord del mundo de maratón

"El espíritu lleva al cuerpo, la fuerza mental es la clave", suele decir Eliud Kipchoge. El domingo en Berlín, el mejor maratoniano de la historia añadió a su palmarés un récord del mundo de leyenda, al pulverizar la precedente marca en más de un minuto.

Con un tiempo de 2 horas, un minuto y 39 segundos, el keniano de 33 años se convierte en el primer ser humano en correr la distancia por debajo de las 2 horas y dos minutos.

Kipchoge hizo cenizas el récord precedente que ostentaba su compatriota Dennis Kimetto (2 horas 02 minutos 57 segundos) sobre el mismo recorrido berlinés en 2014.

"¡Mi única palabra es gracias!", lanzó a su llegada después de celebrar su éxito con una energía impropia de quien ha corrido sin parar durante más de dos horas.

Maestro absoluto del maratón, ganador de diez de las once pruebas que disputó (entre ellas tres en Londres, tres en Berlín y el maratón olímpico de Rio), Kipchoge dio un paso más en busca de rebajar la barrera mítica de las dos horas.

En Italia en 2017, en un test privado no homologado, corrió los 42,195 kilómetros en 2 horas y 25 segundos.

- 17 kilómetros en soledad -

El domingo, su mirada y su concentración sobre la línea de salida presagiaban una buena marca: "Cuando corro, desconecto mis pensamientos para centrarme únicamente en la carrera", confesó.

Desde el principio estuvo en los puestos punteros, sólo precedido por sus 'liebres' durante la primera hora.

Las condiciones se aliaron con el keniano: una temperatura suave de 20ºC, un día soleado y la ausencia de viento contribuyeron a su registro.

Con un paso liviano, el keniano fue aumentando poco a poco la ventaja sobre sus principales adversarios y marcando tiempos parciales por debajo del récord de Kimetto.

En el kilómetro 26, ya sólo al frente, este gran lector de filosofía se encontró sin ayudas para el gran reto de lograr el récord del mundo.

"Fue duro correr solo, pero tenía confianza, dije que iba a correr mi propia carrera, siguiendo mi plan, y tenía confianza", declaró Kipchoge, que siempre insiste que en esta disciplina "la fuerza mental es clave".

"Creía firmemente que superaría el récord del mundo, pero no sabía que correría en dos horas y un minuto y algo", confesó el plusmarquista.

Sus compatriotas Amos Kipruto (2h06:23) y Wilson Kipsang (2h06:48) completaron el podio de la prueba, entrando segundo y tercero en meta, respectivamente.

Por su parte, la keniana Gladys Cherono, ganadora el año pasado, volvió a imponerse, cubriendo la distancia en 2h18:11.

La reina de las carreras de fondo Tirunesh Dibaba, que salió muy fuerte, levantó el pie en la segunda parte para acabar en el tercer cajón del podio (2h18:55), por detrás de su compatriota etíope Ruti Aga (2h18:34)


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes

Hoy en PANTALLA

00:00

Oración fuerte al Espíritu Santo

01:00

Cierre de planta

04:00

Oración fuerte al Espíritu Santo

05:00

Series RPC

06:30

Animados

13:00

La Mordida

14:00

Series RPC

16:00

Películas RPC

18:00

El Man es Germán

21:00

Lo Mejor del Boxeo

22:30

Series RPC

23:30

Debate Abierto