Koepka gana el Campeonato de la PGA y Woods demuestra que el "Tigre" ha vuelto

El estadounidense Brooks Koepka ganó este domingo en el Bellerive Country Club de St. Louis la 100ª edición del Campeonato de la PGA, el último torneo de Gran Slam de la temporada, donde Tiger Woods volvió a la relevancia en un 'major' al finalizar en segunda posición.

Woods, ganador de 14 torneos de Gran Slam, luchó hasta el final por el título después de años peleando contra lesiones en su espalda y de regresar al circuito hace apenas ocho meses tras ser sometido a una fusión espinal.

Koepka se convirtió así en el quinto jugador de la historia en ganar el mismo año el Campeonato de la PGA y el US Open al terminar el domingo con una tarjeta de 264 golpes, 16 por debajo del par, con dos de ventaja sobre el 'Tigre'.

El español Jon Rahm arrancó el día con opciones de victoria pero, tras una actuación irregular, al final tuvo que conformarse con la cuarta posición con 269 golpes (-11).

El triunfo fue para Koepka pero los focos se los llevó Woods. Con el público entregado, y luego de firmar una tarjeta el jueves sobre el par de 70 golpes, el 'Tigre' fue remontando con el paso de los días: 66 el viernes y 66 el sábado. A pesar de ello, nadie contaba con él para la victoria final pero ésta se iba acercando a golpe de birdie.

"Hacer esto es increíble", valoró Koepka, de 28 años y quien siempre ha reconocido haberse fijado en Woods, de 42 años, a lo largo de su carrera.

Woods se impuso por última vez en el Campeonato de la PGA en 2007, su último 'major' data de 2008, en el US Open y, desde su regreso, no había estado tan cerca de un triunfo de esta magnitud.

El público lo sabía y se entregó absolutamente a uno de los mayores ídolos en la historia del deporte norteamericano.

"Los aficionados han sido muy positivos durante toda la semana. No puedo agradecerles lo suficiente por lo que me dijeron allí afuera y lo que significa para mí el haber intentado ganar otro 'major' de nuevo", apuntó Woods.

"Escuchaba todos los rugidos mientras Tiger se acercaba. Ha sido divertido, lo he disfrutado", señaló por su parte Koepka, quien sumó el tercer 'grande' de su carrera.

- La aparición de un Tigre inesperado -

Koepka vino también de atrás, con una tarjeta el jueves de 69 golpes, para acabar siendo el más regular de todo el torneo. El viernes, incluso, coqueteó con el -8, la que hubiera sido la mejor marca de la historia en una jornada de un torneo de la PGA. Al final ese día finalizó con 63 (-7), demostrando que iba a aspirar a todo el fin de semana.

Y así fue. 66 el sábado y, de nuevo, 66 el domingo, luchando de tú a tú hasta el final también con el australiano Adam Scott, errático en los últimos dos hoyos y que terminó tercero con 267 golpes (-13).

Koepka se coronó en el último Gran Slam del año pero Woods dejó claro que empieza a estar listo para recuperar la corona del golf mundial.


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes

Hoy en PANTALLA

00:00

Oración fuerte al Espíritu Santo

01:00

Cierre de planta

04:00

Oración fuerte al Espíritu Santo

05:00

Series RPC

06:30

Animados

12:00

Series RPC

15:00

Películas RPC

17:00

El Man es Germán

20:00

Teletón 20-30