Londres-2012 dejó un sabor agridulce en los vecinos de Stratford

Cinco años después de los Juegos Olímpicos de 2012, Stratford, la zona del este de Londres en la que se disputaron, alberga una nueva estación ferroviaria, un centro comercial de lujo y grandes zonas verdes.

Las huellas del pasado industrial de esta zona del este de Londres han desaparecido, y Hugh Robertson, que era ministro de Deportes en el momento de los Juegos Olímpicos, dijo a la AFP que el legado es manifiesto: "Stratford se transformó completamente".

Pero para los vecinos, la realidad no es perfecta. Penny Bernstock, experta en regeneración urbana en la Universidad East London, dijo que ahora "conviven dos mundos: el viejo y pobre Stratford y el nuevo y rico".

El objetivo de los organizadores era que las instalaciones olímpicas en esa zona tradicionalmente pobre y golpeada por el desempleo siguieran usándose tras los Juegos, evitando así la estampa de los estadios en ruinas y abandonados de tantos otros juegos. Y consiguieron su propósito.

El Estadio Olímpico es ahora el domicilio del equipo de fútbol West Ham, de la primera división inglesa, y recibió el Mundial de atletismo en agosto.

El futurista centro acuático, diseñado por la arquitecta recientemente fallecida Zaha Hadid, es ahora una piscina para el barrio que sigue en medida de recibir competiciones internacionales.

Lo mismo ocurre con el velódromo, donde cada fin de semana se reúnen numerosos aficionados.

La Villa Olímpica, donde se alojaron los deportistas, se transformó en miles de viviendas, y hay planes para construir otras 10.000 antes de 2030.

"¡Esto es el paraíso! Mira a tu alrededor cuanto verde", dijo a la AFP Richard, un vecino de 29 años, antes de ir a correr al Parque Olímpico.

Londres parece haber escapado a la maldición de Atenas y de Río, donde los Juegos Olímpicos son sinónimo de derroche y corrupción.

- 'Asequible, ¿para quién?' -

Sin embargo, muchos vecinos de Stratford sienten que no se beneficiaron nada de los millones invertidos en el barrio y que muchos residentes de antaño tuvieron que irse por el aumento del precio de la vivienda.

"Cuando un área ha sido ampliamente regenerada, los precios de la vivienda aumentan, lo que beneficia a cualquiera que posea una vivienda", argumentó Robertson.

Sin embargo, Bernstock explicó a la AFP que la gente sin hogar aumentó un 51% en Newham -el distrito al que pertenece Stratford- entre 2012 y 2015, cuando el conjunto de Londres registró un incremento menor, del 32%.

Mary Ridley y su marido son parte del "nuevo" Stratford. La pareja se instaló en el barrio hace dos años, después de vivir ocho en Londres.

"¡Vinimos aquí porque era una ganga! Es verde, tienes metro, tiendas y mucha tranquilidad", dijo a la AFP esta mujer de 34 años. "Era más asequible que donde vivíamos".

Pero Bernstock se preguntó: "asequible, ¿para quien?".

"En 2012 en Newham sólo el 12% ganaba más de 50.000 libras (65.000 dólares, 55.000 euros) al año, cuando una vivienda de dos habitaciones asequible en el Parque (Olímpico) cuesta 1.425 libras al mes", explicó. "Deberíamos redefinir lo que significa vivienda 'asequible'".


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes

Hoy en PANTALLA

00:00

Oración fuerte al Espíritu Santo

02:00

Cierre de planta

04:00

Oración fuerte al Espíritu Santo

04:40

en linea

Pitazo Inicial

05:30

en linea

Copa Mundial FIFA

15:30

en linea

Pitazo Final

16:00

Películas RPC

20:00

en linea

Coge tu Gol

21:00

Copa Mundial FIFA

- VER AHORA -
23:00

Series RPC