Navegante británica del Golden Globe Race rescatada sana y salva en el Pacífico

La regatista británica Susie Goodall ya navega en el buque mercante chino 'Tian Fu' con rumbo a Punta Arenas, sur de Chile, tras quedar a la deriva en las turbulentas aguas de los Rugientes cuarentas, en el Pacífico sur, a causa de los embates de una fuerte tormenta que destrozó su velero 'DHL Starlight'.

"Sana y salva fue rescatada la yatista británica", asegura en un comunicado el Servicio de Búsqueda y Salvamento Marítimo (MRCC Chile), encargado de coordinar el operativo que tuvo lugar a 1.900 millas náuticas de Faro Raper, en la región chilena de Aysén, o 3.500 km de distancia de tierra firme.

A las 15H00 GMT Goodall era izada al buque de bandera de Hong Kong, antes incluso del horario previsto gracias a que las condiciones del mar habían mejorado, dispuesta a tomarse la ansiada taza de té que dijo anhelar en uno de sus dramáticos mensajes durante el dramatismo del embravecido océano.

Una foto difundida en la cuenta Twitter del Servicio de Salvamento (MRCC, por sus siglas en inglés) muestra a la rescatista siendo izada del agua al buque mercante de 40.000 toneladas que se desvió de su ruta para socorrerla.

El operativo de rescate no fue fácil. El 'Tain Fú' llegó al área de emergencia y tuvo que realizar la búsqueda "de forma visual ya que la pequeña embarcación de la británica no era detectada por el radar del mercante", señala el comunicado.

Según los organizadores de la carrera, Goodall consiguió echar un ancla para tratar de ralentizar su embarcación y hacer el rescate menos peligroso.

"En la carrera de su vida enganchada al Tian Fu dirigiéndose hacia su ansiada taza de té", reza un mensaje de la página Facebook de Golden Globe Race, una de las competiciones en solitario más duras, que dura entre ocho y diez meses alrededor del mundo en barcos similares a los que se usaron en la primera carrera cuando se inició hace 50 años, y cuya única tecnología moderna permitida es un equipo de comunicaciones.

- Perdió el conocimiento -

Cuando las gigantescas olas arrancaron el mástil y destrozaron su barco, Susie Goodall, de 29 años, la única mujer y el más joven de los participantes, perdió brevemente el conocimiento y sufrió múltiples contusiones.

"El barco está destruido. No puedo hacer aparejos improvisados", dijo cuando los organizadores lograron contactarla por teléfono satélite. "Lo único que aguanta es el casco y el puente, todavía intactos".

La regatista logró poner en marcha el motor, lo que le permitió tener cierto control en espera de ser rescatada.

En un tuit enviado señaló que había sido una "laaaarga noche". "Necesito una buena taza de te, pero desgraciadamente no tengo donde calentarla", añadió.

"Me pregunto qué hago aquí", había escrito a los organizadores la única participante femenina al principio de la tormenta.

Su barco ha quedado a la deriva en las embravecidas aguas del Pacífico sur, según el MRCC.

Goodell llegará al puerto de Punta Arenas, sur de Chile, el próximo 12 de diciembre hacia las 11H00 GMT, según las autoridades chilenas, para quienes el rescate de la navegante británica es el resultado de la efectiva coordinación entre el Servicio de Búsqueda y Salvamento Marítimo.


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes

Hoy en PANTALLA

00:00

Oración fuerte al Espíritu Santo

01:00

Cierre de planta

04:00

Oración fuerte al Espíritu Santo

05:00

Series RPC

06:30

Animados

12:00

La Mordida

12:55

en linea

Lotería RPC

13:35

Series RPC

16:00

Películas RPC

18:00

El Man es Germán

20:00

Películas RPC

22:00

Series RPC

23:00

Debate Abierto