Poettoz, ante el desafío de aficionar al esquí a Colombia

Michael Poettoz nació hace 19 años en Cali y con 21 meses fue adoptado en Pereira por una familia francesa. Tiene dificultades para expresarse en castellano, pero está feliz de representar a Colombia en esquí alpino en los Juegos de Invierno de Pyeongchang.

"Cuando fui adoptado, mis padres vivían y viven en Carroz d'Arâches, en los Alpes franceses. Cuando llegué a Francia, directamente fui puesto en unos esquíes y pronto tuve las ganas de correr para Colombia. Me parecía una elección lógica representar a mis orígenes", afirma a la AFP el esquiador, que comenzó a competir con doce años y que tiene una hermana menor, Carolina, que también fue adoptada en Colombia.

Tras ser descalificado en su debut en estos Juegos Olímpicos de Pyeongchang-2018, en la segunda manga del eslalon gigante, Poettoz participará el jueves en el eslalon, en su última oportunidad de hacer algo bonito en los Juegos.

"Espero progresar en el Mundial de 2019 y dentro de cuatro años en los Juegos de Pekín. Me quedé decepcionado de mi actuación en el gigante. No era lo que esperaba. Tal vez fue la presión", explica.

El ídolo del franco-colombiano es el austríaco Marcel Hirscher, dominador del esquí alpino estos últimos años.

"Ya le he saludado en estos Juegos Olímpico y estaba asombrado de ver a un colombiano en esquí alpino", señala Poettoz.

El esquiador es un gran aficionado a su deporte y le gustaría recortar diferencias con Hirscher y otros de sus ídolos.

"Hirscher es muy sólido mentalmente. Otros modelos que tengo son Ligety en sus mejores años, Bode Miller, que es un esquiador instintivo. Trabajando, espero acercarme a ellos", indica.

- Familia unida a Colombia -

Poettoz afirma que toda la familia está muy unida a Colombia.

"Michel y Cécile, mis padres, están aquí. Mi padre tenía una empresa y hace poco la ha vendido para centrarse en el esquí en Colombia. Mis padres adoran el país, su cultura. Tenían amigos que habían adoptado niños en Colombia y siguieron sus pasos", afirma Poettoz.

El joven colombiano tiene como desafío hacer que su país de nacimiento se interese por el esquí alpino en el futuro.

"Colombia es sobre todo fútbol y ciclismo. Hacer un hueco a los deportes de invierno, es un desafío", concluye el esquiador.

Su padre, Michael Poettoz, afirma que pronto vio que tenía aptitudes para el esquí.

"Es un competidor nato. Es por ello que hemos buscado hacerle evolucionar en categorías más elevadas, ya que monitores de esquí nos han dicho que tenía potencial", explica su padre.

Debido a ello, comenzó a participar en competiciones de la Federación Internacional de Esquí en 2014 y 2015.

"Para que Michael pueda mejorar su técnica, buscamos una estructura seria y lo metimos en Orsatus SKI Racing, una estructura privada, a 20 kilómetros de Albertville, en la que hay 50 esquiadores con 8 técnicos", señala su padre.

El joven Michael Poettoz tiene todavía cuatro años para los Juegos de Pekín-2022, donde espera mejorar y hacer un buen papel para Colombia.


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes

Hoy en PANTALLA

00:00

Series RPC

01:00

Oración fuerte al Espíritu Santo

02:00

Cierre de planta

04:00

Oración fuerte al Espíritu Santo

05:00

Series RPC

05:30

Especial - Minuto 87

07:00

en linea

Pitazo Inicial

09:30

en linea

Copa Mundial FIFA

12:30

en linea

Copa Mundial FIFA

15:00

en linea

Pitazo Final

15:30

Películas RPC

17:00

Copa Mundial FIFA

- VER AHORA -
19:00

El Man es Germán

20:00

en linea

Coge tu Gol

21:00

en linea

Copa Mundial FIFA

23:00

en linea

Debate Abierto