Rivalidad saudí-iraní podría frustrar acuerdo de OPEP

VIENA (AP) — Hasta esta semana, parecía que estaba todo encaminado para que los países de la OPEP acordasen reducir su producción por primera vez en ocho años. Ahora, no es tan seguro.

Arabia Saudí está cuestionando el acuerdo informal alcanzado en septiembre. Y su opinión cuenta. El reino es responsable de una tercera parte de la producción del bloque y generalmente impone su parecer en las reuniones ministeriales. Los precios bajaron el martes, reflejando la incertidumbre de los inversionistas respecto a las perspectivas de que se logre un acuerdo.

De todos modos, no está descartado que se resuelvan las diferencias. Spencer Welch, analista de IHS Energy, cree que la reunión ministerial del miércoles es "potencialmente el encuentro de la OPEP más importante desde 1973", cuando el cartel impuso un embargo muy efectivo a Occidente.

La unidad exhibida en esos días por la OPEP, no obstante, dio paso a peleas internas y rivalidades que empañaron la imagen del cartel y afectaron su capacidad de fijar los precios y los suministros a nivel mundial.

En lugar de bajar la producción, el ministro del petróleo de Arabia Saudí Khalid Al-Falih considera que la Organización de Países Exportadores de Petróleo debería seguir la misma política de la última década y dejar que la demanda haga subir los precios "sin la intervención" del bloque.

Lejos de dar por sentado que había un acuerdo, el funcionario sostuvo que la conferencia de Viena tiene una agenda abierta. "No hay un solo camino, el de reducir la producción", subrayó.

La postura saudí plantea la posibilidad de que no haya acuerdos en el encuentro. También es evidente que hay una fuerte lucha entre saudíes e iraníes por ver quién ejerce más influencia en el cartel.

Irán supo ser el país de la OPEP que más petróleo producía después de Arabia Saudita, hasta que las sanciones impuestas por Occidente redujeron enormemente sus ventas mientras sus rivales aumentaban su producción. Ahora que las sanciones fueron levantadas este año tras un acuerdo sobre su actividad nuclear, Irán espera recuperar su participación en el mercado y obligar a los sauditas a ceder el terreno ganado mientras duraron las sanciones.

Al-Falih probablemente espere que su amenaza de no aceptar el acuerdo presione a Irán y a otras naciones para que se muestren proclives a recortar su producción sin esperar que Arabia Saudita sea el único que la reduce. Y al menos un miembro importante del bloque parece aceptar su postura.

El primer ministro iraquí Haider al-Abadi dijo a la Associated Pres que su país está dispuesto a reducir su producción en el marco de un acuerdo por el cual las naciones de la OPEP se comprometen a producir entre 900.000 y 1.200.000 barriles menos por día. O entre un 2,7% y un 3,6% respecto a los niveles de octubre.

Pero Teherán insiste en que los saudíes son los que tienen que hacerse cargo de los recortes. El ministro iraquí del petróleo Bijan Zenganeh dijo el lunes que los países que aumentaron su producción "enormemente, naturalmente deberían aceptar más responsabilidades en la merma en la producción".

La agencia noticiosa iraní semioficial Mehr apeló a un lenguaje más duro y acusó a los saudíes de librar "una guerra psicológica abierta" contra los otros miembros del cartel tras haberse "apropiado de la porción del mercado de otros productores de la OPEP".

Los saudíes, según Mehr, quieren "mantener la mayor capacidad productiva al tiempo que ignoran los intereses de otros miembros".

Rusia y otros importantes productores ajenos a la OPEP se han mostrado dispuestos a cooperar tras la conferencia de septiembre. Pero cuando los saudíes se abstuvieron de participar en un encuentro preparatorio el lunes, los rusos se marginaron también. Ahora, con la disputa interna en plena ebullición, Rusia y otros países productores que no integran el cartel esperan a ver qué pasa en la reunión a nivel ministerial.

Incluso si todos los países de la OPEP reducen su producción, los precios no volverán al nivel superior a los 100 dólares el barril que alcanzaron en junio del 2014, hasta que un aumento en la producción de Estados Unidos y de otros países ajenos a la OPEP generó un exceso de oferta.

La OPEP optó entonces por seguir produciendo a altos niveles en lugar de reducir su producción, en un esfuerzo por mantener su participación en el mercado y eliminar la competencia de productores estadounidenses de petróleo y gas shale, que es más costosa.

Como consecuencia de ello los precios se desmoronaron. En enero cayeron por debajo de los 30 dólares el barril por primera vez en una década. Luego se recuperaron un poco, pero se mantienen por debajo de la mitad del pico que alcanzaron a mediados del 2014.

Entre las naciones petroleras más afectadas por la caída de los precios figuran naciones de la OPEP como Venezuela y Nigeria, lo mismo que Rusia y Brasil. Es por ello que tanto países miembros de la OPEP y los no miembros tienen incentivos para reducir la producción.

De todos modos, el exceso de oferta y la desaceleración económica mundial hacen que cualquier beneficio que puedan obtener los países petroleros sea de corta vida. El presidente electo de Estados Unidos Donald Trump ha dicho que reducirá las restricciones a la producción de petróleo shale, lo que aumentará la oferta.

Por otro lado, incluso si se acuerda reducir la producción, no hay garantías de que todos los países cumplan el compromiso. En el pasado muchos han producido más petróleo que la cuota asignada.

"Están los mismos obstáculos de siempre para sellar un acuerdo", expresó la consultora Wood Mackenzie en un informe. "Una reticencia de parte de productores clave a reducir la producción y perder participación en el mercado".

___

Nasser Karimi colaboró desde Teherán.


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes

Hoy en PANTALLA

00:00

Supernatural

01:00

Oración fuerte al Espíritu Santo

02:00

Cierre de planta

05:00

Flipper

06:00

Abrid las Puertas al Redentor

06:30

Un Mensaje al Corazón

07:00

en linea

Agro y más

08:00

María de Todos los Angeles

08:55

en linea

Debate Abierto

11:00

en linea

Cara a Cara

11:30

en linea

Magazine UEFA Champion League

12:00

Castle

13:00

en linea

Lotería RPC

13:35

Películas RPC

15:00

Películas RPC

17:00

Películas RPC

19:00

Películas RPC

21:00

Criminal Minds

22:00

Smackdown

23:00

Experience