De corazones valientes...

Saludos amigos y amigas del béisbol, bienvenidos a otra jornada de la pelota criolla, hoy orgulloso de un equipo, una liga y unos corazones valientes que aunque perdieron ayer, son mis campeones sentimentales, por el gran esfuerzo y trabajo puesto en el terreno.

Desde esta tribuna un abrazo con mucho aprecio al manager de la tropa de Panamá Oeste en la categoría 9 y 10 años, Edgar “Chiri” Chávez, quien se portó como un general, hundiéndose con su barca, esa nave de niños amorosos, felices, inmensos y con una actitud de competencia que es un ejemplo para todos, no sólo en el béisbol, sino también en la vida.

Oeste cayó ante Metro, pero esa oración de hermanos, padres e hijos, amigos, maestro y alumnos fue la tónica que realzó un torneo de pequeños, sólo chicos de tamaños, porque son gigantes de fe.

Allí estaba mi equipo, los Vaqueros, los más puros Vaqueros que he visto en mi vida.

Jamás había visto tanta unión, amor, compañerismo y amor por el juego, por eso siempre he dicho y ahora lo sustento, “El béisbol se hizo para los niños, pero los adultos lo robamos, esos mismos adultos que fueron niños y que cuando crecen no quieren despegarse de ese juego que hurtó su corazón”.

Felicidades a Metro, se ganó la corona pre infantil, en un juegazo ayer en el estadio Felipe E. Motta, con un gran trabajo de motivación de sus técnicos. Felicidades Metro, en el más amplio sentido de la palabra.

Pero mi corazón se queda con el perdedor del juego, pero el ganador de la vida. Hoy esos pequeños aprendieron que el béisbol y el amor son similares, que tanto en el amor, como en la vida se pierde, que en ambos podemos ser felices, pero también podemos sufrir corrientes interminables de tristezas.

Hoy perdieron, pequeños “Vaqueritos”, pero no tienen idea de lo que han ganado en sus propias vidas.

A “Chiri”, a Miriam “Lupe” Marshall y a Oscar Muñoz, un abrazo y una felicitación de aquí a Dolega, por todo lo que hicieron con esos niños ayer. Ganar un juego es importante, pero los buenos ejemplos son más importantes en una vida de esfuerzos y luchas.

Ayer me partieron el corazón en dos pedazos, exactamente cuando se parte el diamante en dos, por una línea “grosera y atrevida”. El béisbol es de reglas, se jugó con un terreno malo, para los dos, y se entregó todo en el campo.

“Chiri” lloró, peleó por el derecho de sus pupilitos, “Lupe” también lloró, dejó a un lado ese escudo de fortaleza física y se dejó envolver por un sentimiento puro y aníquelado.

El béisbol es amor y pasión, ayer lo volví a vivir. Los niños son la única versión pura del juego, y cada vez que podamos verlos, lo haremos.

Con más fuerza que nunca, desde esta tribuna, hoy gritamos de la mano con los “Vaqueritos”:

¡Viva el béisbol!


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes

Hoy en PANTALLA

00:00

en linea

Debate Abierto

00:30

The Walking Dead

01:30

Oración fuerte al Espíritu Santo

02:30

Cierre de planta

05:00

El Chavo del Ocho

05:30

Primer Impacto

06:30

Mi Esposa y Mis Hijos

07:30

Lápiz y Papel

08:00

Los Picapiedra

08:30

Capitán Tsubasa

09:00

Penn Zero: Casi Héroe

09:30

Hora de Aventura

10:00

Animados

10:30

Clarence

11:00

Phineas y Ferb

12:00

Mujer Casos de la Vida Real

13:00

en linea

Gordito del Zodiaco

13:35

Como Dice el Dicho

14:30

Entérese

15:00

Películas RPC

17:00

Películas RPC

19:00

en linea

Parecen Noticias

20:00

en linea

El After

20:45

en linea

Partido LPF - San Francisco vs. Atlético Nacional

23:00

en linea

Debate Abierto