Los Ariel celebran 60 aniversario con tono solemne

CIUDAD DE MÉXICO (AP) — La 60ta entrega anual de los Premios Ariel se vio marcada por un tono solemne ante el caso de tres estudiantes secuestrados y asesinados en Jalisco así como el aniversario del incendio de la Guardería ABC, aunque también dio paso a la celebración de lo mejor del cine mexicano con películas como “La región salvaje” y “Tiempo compartido”.

El premio a la mejor coactuación femenina recayó en Verónica Toussaint por su trabajo en “Oso Polar”, una película de Marcelo Tobar filmada con celular. Toussaint lo dedicó a todas las actrices a quienes les han dicho que no son taquilleras.

“Qué fuerte es estar aquí. Los admiro y me siento muy afortunada. ¡Qué chingón!”, dijo.

El premio a la mejor coactuación masculina fue para Miguel Rodarte por la tragicomedia sobre vendedores de la industria hotelera “Tiempo compartido”.

Rodarte agradeció al director Sebastián Hofmann por una historia diferente en la que pudo explorar los confines del dolor humano. También habló del momento por el que pasa México.

“Estamos viendo el cambio de época, un cambio que solo vamos a lograr unidos”, dijo.

La cinta sobre los últimos hablantes de una lengua indígena, “Sueño en otro idioma”, que llegó a los Ariel como la principal nominada, se llevó los premios de mejor música original y mejor sonido.

El thriller de ciencia ficción de Amat Escalante “La región salvaje” fue reconocido por sus efectos visuales y especiales por sus impresionantes escenas con un extraterrestre y animales.

La primera mitad de la ceremonia tuvo un tono sobrio.

Tres estudiantes de la Universidad de Medios Audiovisuales (CAAV), alma mater de los difuntos Javier Salomón Aceves Gastélum, Jesús Daniel Díaz García y Marco Francisco García Ávalos, subieron al escenario para leer un discurso en el que mencionaron los casos de otros jóvenes desaparecidos en México en los estados de Chihuahua y Tlaxcala.

Tras el mensaje de los estudiantes el director Juan Mora Cattlet pidió un minuto de silencio. Y Bellas Artes entero se puso de pie y permaneció en silencio absoluto.

En la alfombra roja miembros del cortometraje de ficción nominado “Chambelán” mostraron una manta que hacía alusión al caso. La manta decía “Somos todxs”. La directora y productora Issa López desfiló con una camiseta con la misma leyenda.

El cinefotógrafo nacido en Suiza Toni Kuhn (“Spoorloos”, “Mujeres insumisas” y Retorno a Aztlán”) fue galardonado con el Ariel de Oro a la trayectoria. Recordó que venía solo por unos meses a México pero se quedó desde 1966.

Terminó su discurso con una pregunta para todos los que se dedican a las artes en el país: “¿Qué hacer con la violencia que nos sacude aquí y en todo el mundo? ¿Cómo contener los estragos del capitalismo que impacta a nuestras comunidades mediante el poder de las armas y la mercadotecnia? La lista de países donde impera la violencia es muy larga”.

Otro de los casos pendientes que marcaron la ceremonia fue el noveno aniversario del incendio de la Guardería ABC, en el que murieron 49 bebés y no han sido sentenciados altos funcionarios. Los galardonados con el Ariel al mejor cortometraje documental Diego Enrique Osorno y Alexandro Aldrete recordaron este aniversario luctuoso al igual que el presidente de la Academia Mexicana de las Artes y Ciencias Cinematográficas, Ernesto Contreras.

“Exigimos el derecho a filmar, a seguir filmando a recorrer el país ejerciendo nuestro juicio y nuestro arte con total seguridad, sin miedo”, dijo Contreras, director de “Sueño en otro idioma”. “No se puede salir a filmar con miedo, exigimos que el Estado sea garante de la seguridad”.

El filme sobre mujeres infectadas con VIH “Oasis” de Alejandro Zuno ganó el premio al mejor cortometraje de ficción.

“Ha crecido el número y es alarmante”, dijo Zuno, “por la terrible violencia de género que hay en nuestra sociedad”.

La ceremonia de los premios Ariel comenzó con una actuación de Lila Downs y Joy, del dúo Jesse & Joy, quienes interpretaron la pieza folclórica popularizada por Violeta Para “Volver a los 17”. Los anfitriones de la gala fueron los actores Mónica Huarte y Mauricio Isaac.