México, atraído por el modelo holandés en los últimos años

La selección mexicana se enfrentará en octavos de final, este domingo en Fortaleza, a Holanda. En los últimos años, algunos técnicos o consejeros neerlandeses han pasado por el país azteca, entre ellos Leo Beenhakker y Johan Cruyff, en un intento de imitar un modelo que ha triunfado en Europa.

Pese a esa atracción por el modelo holandés, ni Beenhakker ni Cruyff dejaron una huella indeleble en el fútbol mexicano, aunque el actual técnico mexicano, Miguel Herrera, afirma haber adoptado el sistema que exportó el país centroeuropeo.

"Todo el mundo decía que mi línea de cinco era antigua, que yo usaba un sistema que ya no se usaba. Hoy un equipo que ha revolucionado al fútbol desde 1974 que también se para con cinco. Un sistema que usé en Atlante, en América, en Monterrey y hoy con la Selección", dijo Herrera en Brasil-2014.

En mayo de 2011, el Barcelona ganó su cuarta Copa de Europa de Clubes, la prestigiosa Liga de Campeones. El club catalán había formado una sólida base competitiva influenciada en el modelo holandés del Ajax, importado por Johan Cruyff.

La escuela holandesa tuvo mucho que ver en los triunfos del Barcelona, pero también de la selección española en los últimos años.

Debido a ello, el Chivas de Guadalajara contrató en 2012 a Johan Cruyff como asesor.

Antes, en la década de 1990, cuando el Ajax vivió su segunda época dorada, después de la de 1970, ganando la Copa de la UEFA en 1992 y la Champions en 1995, el América trajo a Leo Beenhakker, un entrenador formado en el club de Ámsterdam.

"Una persona como Cruyff es reconocidísima a nivel mundial, no por nada fue uno de los mejores jugadores. No es cualquier persona", dijo hace dos años 'Chicharito' Hernández cuando se supo que el holandés llegaba al Chivas. "Podemos aprenderle todos los mexicanos ahorita que está. Obviamente que lo dejen poder enseñar todo lo que sabe", añadió el jugador del Manchester United.

- Despido de Cruyff -

Pero los dirigentes mexicanos no escucharon a 'Chicharito' y le cesaron en el cargo en diciembre de 2012, tras sólo nueve meses de colaboración, "por no haber alcanzado los resultados y objetivos establecidos", quedándose un tiempo más el entrenador holandés que había traído, John van't Schip.

Cruyff no se mordió la lengua tras su despido. "Llevar un equipo de fútbol es una especialidad, el dinero no lo arregla, se necesita conocimiento. Hay cosas que había que cambiar, pero si no se quiere cambiar entonces se tiene que marchar", señaló el holandés.

La pista holandesa había tenido un precedente, cuando el Club América contrató a Beenhakker para la temporada 1994/1995, pero el técnico sólo duró una campaña, aunque volvió a México a dirigir al Club Deportivo Guadalajara en 1996, pero también estuvo poco.

El técnico holandés tuvo una tercera etapa en México, dirigiendo al América en el Torneo Apertura 2003 y el Clausura 2004, llevando al equipo a cuartos de final.

Entre los 23 convocados mexicanos al Mundial de Brasil-2014, tres pasaron por el fútbol holandés.

El centrocampista Carlos Salcido jugó en el PSV Eindhoven entre 2006 y 2010, disputando 121 partidos, mientras que el defensa Francisco Javier Rodríguez estuvo en ese mismo club entre 2008 y 2011.

El defensa Héctor Moreno también pasó por el fútbol holandés, jugando en el AZ Alkmaar entre 2008 y 2011.

El símbolo del equipo, Rafa Márquez, también tiene una cierta influencia holandesa en su carrera, ya que llegó al Barcelona en 2003, al mismo tiempo que el técnico neerlandés Frank Rijkaard.

Juntos estuvieron en el equipo las cinco primeras temporadas, ganando el Barcelona su segunda Copa de Europa, en 2006 en París. Rijkaard dejaría el equipo en 2008 y Márquez en 2010.

Este domingo en Fortaleza, en octavos de final, México tratará de mostrar a Holanda, que aprendió lo suficiente con todas estas experiencias y derrotarla.