Deportes 25 de mayo 2008 - 20:00hs

Dixon gana 500 Millas de Indianápolis, brasileño Meira segundo

INDIANAPOLIS (AP). El neocelandés Scott Dixon se alzó el domingo con la victoria en las 500 Millas de Indianápolis tras superar por 1,75 segundo al brasileño Vitor Meira.

La victoria parecí­a que era para Meira, pero Dixon salió más rápido tras la última parada de reabastecimiento de combustible y se mantuvo al frente en las últimas 29 vueltas.

Fue la primera victoria de Dixon en las 500, luego de largar en la primera posición y liderar durante la mayor parte de la carrera.

Dixon fue exigido al comienzo por su compañero inglés Dan Wheldon y luego cuando Meira lo desplazó brevemente. Su triunfo fue el octavo para un piloto extranjero en las 10 últimas ediciones de la legendaria prueba.

Marco Andretti quedó tercero y el brasileño Helio Castroneves, dos veces ganador de las 500, entró cuarto.

Fue la primera edición de las 500 Millas de Indianápolis desde que las dos series rivales del automovilismo --IRL y Champ-- se fusionaron bajo el nombre de IndyCar.

Danica Patrick no logró concluir la carrera, algo que no le habí­a ocurrido a la piloto en sus tres competencias anteriores en Indianápolis, pero no fue su culpa. Su bólido fue golpeado por el de Ryan Briscoe en el carril de los fosos de abastecimiento, cuando restaban 29 vueltas, y el impacto rompió la suspensión trasera izquierda del auto, que se habí­a ubicado entre los 10 primeros durante buena parte de la carrera.

Pese a que tuvo buena ubicación, Patrick nunca desafió seriamente a los punteros. Terminó 22da en las posiciones oficiales.

El percance de Patrick fue una de varias colisiones y problemas mecánicos que mantuvieron la carrera con banderas amarillas durante buena parte de la jornada. Pero Dixon, quien largó primero, tuvo evidentemente el mejor bólido en la pista.

"Hubo demasiadas banderas amarillas", dijo Dixon. "Fue realmente difí­cil entrar en ritmo".

Meira, quien corre por la escuderí­a Panther Racing, que cuenta con escaso presupuesto y un solo auto, nunca ha ganado una competencia en la IndyCar, pero fue segundo en la carrera de mayor prosapia de la serie por segunda vez en cuatro años.

Andretti pareció sacar de la competencia al brasileño Tony Kanaan, su compañero de equipo, con una maniobra agresiva, pero ello no le sirvió para lograr el triunfo. Todo lo que logró fue quedarse cerca una vez más, y su familia tiene ahora un tí­tulo en 57 carreras en Indianápolis.

FUENTE: Agencia AP