Deportes 4 de julio 2008 - 20:00hs

Federer busca su 6ta corona en Wimbledon, y Nadal la 1ra

WIMBLEDON, Inglaterra (AP). Un repaso a los logros de Roger Federer en canchas de césped revelan su grandeza: 40 triunfos consecutivos en Wimbledon, y 65 en total en la superficie verde.

Ahora busca otra victoria, una que lo convertirí­a en el primer hombre en más de un siglo que gana seis tí­tulos consecutivos de Wimbledon, una que lo dejarí­a con 13 campeonatos de Grand Slam, a uno del récord de Pete Sampras.

Y una victoria que tendrí­a que producirse contra el único tenista que lo puede mirar a los ojos: Rafael Nadal.

Federer (1) y Nadal (2) aplastaron el viernes a sus rivales de semifinales y dejaron el escenario listo para su tercer duelo consecutivo en la final de Wimbledon, y su sexto encuentro en la final de un major.

Federer eliminó 6-3, 7-6 (3), 6-4 a Marat Safin, y Nadal superó 6-1, 7-6 (3), 6-4 a Rainer Schuettler.

"Falta una más", dijo Federer. "No creo que importe mucho si soy el favorito o no. Estoy en una racha increí­ble en césped. Primero alguien tiene que poder romperla para que hablemos de otra cosa".

El suizo suma 16 finales de Grand Slam, empatando con Bjorn Borg con la cuarta mayor cifra en la historia. Borg fue el último hombre que ganó Wimbledon cinco años corridos. El único que consiguió seis tí­tulos fue Willie Renshaw entre 1881 y 1886, pero sólo tuvo que ganar un partido para defender sus coronas porque en esa época el campeón defensor llegaba directo a la final.

"Un poco distinto", afirmó Federer.

Sin embargo, la facilidad con la que Federer domina a sus oponentes en el All England Club hace parecer como si tuviera un boleto directo a la final. Por segunda vez en tres años, llegó a la final sin perder un solo set.

"No me dio ninguna oportunidad", comentó Safin, un ex número uno del mundo.

Federer logró 14 aces, ganó 70 de 90 puntos en su saque y sólo enfrentó dos puntos de quiebre. Ambos se produjeron cuando Safin tení­a ventaja de 2-1 en el segundo set, y Federer los borró de la misma manera: con saques directos al cuerpo de Safin, que provocaron devoluciones cortas y winners de derecha.

El número uno del tenis mundial silenció por el momento los comentarios de que era más vulnerable que nunca, una idea promulgada por Novak Djokovic después de la derrota de Federer 6-1, 6-3, 6-0 el mes pasado ante Nadal en la final del Abierto de Francia.

"En todo caso, para mí­, esa final ya es cosa del pasado. Casi no recuerdo nada de ella, fue muy rápida", dijo Federer, sin una pizca de ironí­a en su tono de voz. "Para mí­ realmente no es gran cosa".

También recordó que aunque tiene marca de 6-11 contra Nadal, incluyendo 0-3 en finales en Roland Garros, Federer lo aventaja 5-2 en partidos disputados en superficies que no sean arcilla. Eso incluye victorias en las finales de Wimbledon de 2006 y 2007, la última en cinco reñidos sets.

Por eso, Nadal reconoció, "creo que puedo ganar, pero también sé que él es el favorito".

Después de derrotar a Schuettler, Nadal habló sobre cómo un campeonato de Wimbledon cambiarí­a su carrera. Al igual que el año pasado intentará convertirse en el primer hombre desde Borg (1980) que gana Roland Garros y Wimbledon el mismo año.

"No importa a quién uno le gana en cualquier torneo. Lo que importa es el trofeo que uno se lleva a casa", dijo Nadal. "Pero vencer a Federer serí­a algo especial".

FUENTE: Agencia AP