Deportes 6 de junio 2013 - 13:30hs

Francia: Nadal y Djokovic se miden en semifinales

PARIS (AP). Rafael Nadal dijo la semana pasada que ha estado jugando tan mal que pronto estaría en casa practicando pesca en Mallorca.

Pero luego vino una transformación. Nadal se paró frente a la red después de su victoria más reciente en el Abierto de Francia mostrando esa mueca familiar, con arcilla embarrada en el brazo, la pierna e incluso en la parte trasera de la camiseta, lejos del mar y fascinado.

Los peces se salvaron por ahora, y Nadal ha gozado últimamente de una navegación tranquila en Roland Garros enfilándose a su duelo de semifinales el viernes frente a Novak Djokovic.

Tras caer en desventaja en cada uno de sus primeros tres partidos, Nadal ha ganado 12 sets consecutivos. Tiene foja de 57-1 en Roland Garros y está cerca de convertirse en el primer hombre en ganar ocho títulos en el mismo torneo de Grand Slam.

"Realmente estoy jugando mejor aquí", dijo. "Dije que necesitaba hacer un ajuste. Confiaba en que podía hacerlo, y lo hice".

Y es así como está listo para renovar su rivalidad con Djokovic. El ganador jugará por el título en la final del domingo en contra del ganador del otro duelo de semifinales entre el español y cuarto preclasificado David Ferrer y el francés Jo-Wilfried Tsonga, sexto preclasificado.

Tsonga trata de convertirse en el primer tenista francés en ganar Roland Garros desde que Yannick Noah lo hizo en 1983, y los seguidores parisinos podrían considerar su partido el evento principal del viernes. Pero el choque entre Nadal y Djokovic se siente como una final, y es un encuentro muy esperado desde que el resultado del sorteo fue anunciado hace dos semanas.

Dado que Nadal descendió en el escalafón mundial durante un paro de actividades por una lesión reciente, él y Djokovic terminaron en la misma mitad del cuadro. Como resultado, se enfrentarán antes de una final en un Grand Slam por primera vez en cinco años.

Ni a Nadal ni a Djokovic parece importarles que su duelo se dé en semifinales.

"No quiero hablar sobre lo que hubiera pasado", dijo Djokovic. "Va a ser un buen encuentro".

Nadal registra foja de 19-15 ante Djokovic, incluyendo marca de 12-3 en canchas de arcilla, 6-3 en torneos de Grand Slam y 4-0 en el Abierto de Francia. Nadal ganó cuando se midieron en la final en Roland Garros hace un año.

Sin embargo, el español lució molesto ante la sugerencia de que él es favorito esta vez.

"Me importa un bledo quien sea favorito", dijo. "La palabra favorito es lo último en lo que pienso. Son palabras que se lleva el viento, lo que cuenta es quien va a jugar mejor el viernes, esa es la realidad de la situación. Estos partidos los gana el que juega mejor ese día".

A Nadal le queda claro que Djokovic es peligroso incluso jugando en arcilla, donde el español suele dominar. El serbio ganó su enfrentamiento más reciente hace seis semanas en la final de Montecarlo en arcilla, si bien fue a tres sets en lugar del formato más agotador de Grand Slam favorable para la fuerza de Nadal.

"Es difícil comparar", dijo Djokovic. "Aquí es a cinco sets, es un Grand Slam, condiciones diferentes. Pero aun así, hay cierto tipo de ventaja mental quizá si uno gana o pierde frente a alguien en los encuentros previos".

Djokovic tiene motivos para estar confiado. El seis veces campeón de Grand Slams ha llegado a semifinales en 12 majors consecutivos y este año registra foja de 33-4.

"Estoy contento de haber estado jugando muy constante y siempre mostrando mi mejor nivel en Grand Slams", indicó. "Eso es lo que quiero".

El Abierto de Francia es el único título de major que no ha ganado, pero con dos victorias más esta semana se convertiría en el octavo jugador en completar el Grand Slam en su carrera.

Además, es quien más veces ha vencido a Nadal.

"Sé lo que se requiere para vencerlo", agregó el serbio.

Djokovic es uno de tan solo dos jugadores en derrotar a Nadal este año. Desde su regreso en febrero tras una ausencia de siete meses por una lesión de rodilla izquierda, Nadal registra marca de 41-2 con seis títulos obtenidos.

La pesca puede esperar.

FUENTE: Agencia AP

En esta nota: