Deportes

Invierno: Tras Vancouver, el turno es para Rusia

VANCOUVER (AP). Desde la costa del Pací­fico hasta las playas del Mar Negro. De los picos del oeste de Canadá a las montañas del Cáucaso al sur de Rusia.

Do svidanya (adiós) Vancouver. Do vstretchi (nos vemos) en Sochi.

Una vez que los Juegos Olí­mpicos de Vancouver concluyan, la atención se centra al otro lado del mundo para los que serán los primeros invernales para Rusia en 2014, en los que el movimiento olí­mpico llegará a un nuevo territorio y con nuevos retos.

"Seguimos nosotros", dijo el presidente del comité organizador de Sochi, Dmitry Chernyshenko. "La barra ha sido colocada bien en alto".

El primer momento importante para la ciudad rusa se dará el domingo por la noche durante la ceremonia de clausura, cuando la bandera olí­mpica sea entregada del alcalde de Vancouver al de Sochi.

El mundo podrá tener un primer encuentro con lo que Sochi ofrecerá durante un segmento de ocho minutos en el que se espera aparezcan estrellas del deporte y del medio artí­stico ruso.

"Es un evento histórico para Sochi", dijo su alcalde Anatoly Pakhomov. "Entendemos que es una gran responsabilidad y no podemos defraudar a nadie".

Sochi es una ciudad con una población de 500.000 habitantes y los organizadores esperan que los juegos la vuelvan un destino turí­stico para años posteriores.

Sus organizadores prometen también algo único para una justa invernal.

"Puedes nadar en las aguas cálidas del mar de Sochi y después de 24 minutos en un tren te cambias de ropa y esquí­as en las montañas", dijo Pakhomov.

Antes tendrán que terminar sus instalaciones que están en construcción pero los organizadores prometen en cumplir a tiempo a pesar de que los costos están alrededor de 7.000 millones de dólares.

Otro posible problema es la seguridad porque Sochi está localizada en una región convulsa, localizada en la frontera con Abjasia, una república separatista donde Rusia tiene miles de tropas.

"Sochi es la ciudad más segura del paí­s, ahí­ tiene su residencia de verano el primer ministro", dijo Chernyshenko.

Antes de que la bandera olí­mpica deje Canadá en su viaje a Rusia, el comité organizador de Vancouver ofreció un consejo a los próximos anfitriones.

"Que no le rehuyan a las crí­ticas", dijo la vocera Renee Smith-Valade. "Es saludable y te hará mejor en lo que haces".

FUENTE: Agencia AP

En esta nota: