Deportes 16 de agosto 2008 - 11:28hs

¿Podrá González amargarle un festejo olí­mpico a Nadal?

BEIJING (AP). Quienes piensan que Fernando González no tiene posibilidades ante Rafael Nadal cuando se midan el domingo por el oro en individuales del tenis olí­mpico pueden llevarse una sorpresa.

Nadal ha sido como una tromba estos últimos meses, coronándose por cuarta vez seguida en Roland Garros y por primera en Wimbledon. Nadie conquistaba esos dos Grand Slams en un mismo año desde que Bjorn Borg lo hizo en 1980.

El lunes aparecerá instalado como el nuevo número uno del mundo, desbancando a Roger Federer tras cuatro y años que parecí­an eternos. La pregunta en el circuito es quién lo puede parar.

Pero el español no debe fiarse. Sólo tiene que fijarse en su historial frente al chileno.

El mismo dice 3-3, pero lo llamativo es que los tres triunfos de Nadal han sido en arcilla. Dos de las victorias en González han sido superficies rápidas, como las de Beijing, incluyendo una el año pasado en su camino a la final del Abierto de Australia.

Nadal dejó claro que no menosprecia a González.

"Sé que será un partido muy duro, él está jugando muy bien", dijo Nadal después de la victoria del chileno ante el estadounidense James Blake en las semifinales. "Hizo un partido increí­ble contra James, con sus servicios y una derecha increí­ble. Sé que tendré que hacerlo todo muy bien si quiero ganar".

González sobrevivió a tres match points en ese partido en una nueva demostración de que cuando se trata de unos Juegos Olí­mpicos, alcanza otro nivel.

Hace cuatro años, en Atenas, González atrapó una presea dorada en dobles --junto a Nicolás Massú-- y el bronce en singles.

Tendrá la motivación de mantener a Chile en el trono de individuales, ya que Massú fue el campeón en Grecia.

"Otro prefieren los slams porque dan más puntos. Pero en mi caso, aquí­ estoy jugando por mi paí­s. Eso se antepone a todo", respondió González ante una pregunta sobre cuanto atesora el tenis olí­mpico. "Uno viene en representación de tu paí­s, buscando llevar una medalla de tu tierra ... por eso que es tan importante para mí­".

Nadal también sabe que se trata de una ocasión única: "los Juegos son importantes porque nunca sabes si volverás a competir en ellos en tu vida".

La final femenina será netamente rusa, lo cual ya no constituye mucha sorpresa al tomar en cuenta que seis de ellas ocupan puestos entre las 11 primeras del ranking mundial.

El duelo será protagonizado por Dinara Safina y Elena Dementieva.

"Este es un momento tremendo para Rusia", expresó Dementieva, quien estará en su segunda final olí­mpica, luego que en Sidney 2000 perdió en esa instancia ante la estadounidense Venus Williams. "Estoy segura de que los aficionados rusos deben estar muy contentos".

FUENTE: Agencia AP