Béisbol Béisbol -  3 de marzo 2010 - 14:00hs

Oliver Pérez busca la reivindicación

PORT ST. LUCIE, Florida, EE.UU. (AP). Tras vivir una pesadilla en la loma en el primer año de un contrato multimillonario, Oliver Pérez desea reivindicarse y su compañero más ilustre de la loma en los Mets asegura que el mexicano está "en otro nivel".

Nueva York abrió su chequera a lo grande y le dio a Pérez un contrato por tres años y 36 millones de dólares, pero el zurdo oriundo de Culiacán tuvo una pobre campaña en 2009, afectado por dolencias en la rodilla derecha. Terminó con foja de 3-4, 6.82 de efectividad en sólo 66 inning lanzados.

Fue un bajón muy acentuado en su rendimiento con respecto a las dos anteriores temporadas que hicieron entusiasmar a los Mets. En el 2007 ganó 15 juegos y perdió 10, su efectividad fue de 3.56 y lanzó 177 entradas.

El mexicano de 28 años sufrió fue sometido en septiembre a una operación de limpieza de tejido en la rodilla y asegura que se siente mejor tras la cirugí­a. El serpentinero asegura que ha trabajado para llegar esta vez en condiciones óptimas fí­sica y mentalmente.

Se desvive por el inicio de la nueva temporada para sacarse la espina que tiene clavada tras dos campañas seguidas de sinsabores para Nueva York.

"Después de la operación me he preparado bastante; mi rodilla está al ciento por ciento, me siento muy fuerte", aseguró Pérez a la AP.

Pérez asoma para el cuarto puesto de la rotación abridora de los Mets, encabezada por el as Johan Santana, quien también terminó en el quirófano.

A Santana lo operaron el mismo dí­a en que Pérez fue intervenido. En el caso del venezolano la cirugí­a fue para retirarle astillas óseas del codo que le afectaban la flexibilidad de su brazo zurdo de lanzar.

Con miras a la primavera, el mexicano prometió ser otro. Estimulado por su compañero Carlos Beltrán, se sometió a un programa de acondicionamiento fí­sico en Arizona y ahora dice que se encuentra en la "mejor forma" de su vida.

Nueva York no tuvo el dinero para seducir a pitchers abridores en la agencia libre, así­ que por eso un repunte de Pérez _combinado a un Mike Pelfrey más maduro y un John Maine sano_ es vital para evitar otro año de amarguras en el Citi Field.

"Si seleccionamos a algunos de los compañeros que han hecho el mayor desarrollo y que han mejorado bastante (en su preparación en el receso) ese ha sido Oliver", aseguró Santana a la AP. "Nosotros nos operamos el mismo dí­a y desde ese momento hemos estado compartiendo juntos y hablando todo lo que ha sucedido en la temporada y, sobre todo, él lo asume como algo muy personal, porque él sabe lo que puede hacer".

"Mucha gente no sabe de la manera en que él estaba pitcheando el año pasado, porque a lo mejor hasta se cohibe de decir las cosas. Era un pitcher que habí­an juegos en que no podí­a ni siquiera caminar cuando se terminaba el partido, pero son cosas que no se expresan".

Santana asegura que Pérez "ya está en otro nivel", en cuanto a preparación fí­sica, salud y ajustes en su manera de lanzar.

"Tiene desde el punto de vista de la mecánica de lanzar más consistencia, que era algo que a lo mejor le faltaba", agregó el dos veces ganador del premio Cy Young en la Liga Americana. "Pero también tiene más madurez y, sobre todo, entiende lo importante que es para este equipo".

A Pérez se le cuestiona su descontrol y que pierde la cabeza en el montí­culo.

"A veces uno cuando está en la loma comete errores como cualquier otro", admitió Pérez, agregando que es un pitcher dado a imponer la velocidad en sus lanzamientos.

FUENTE: Agencia AP

En esta nota: