Boxeo - 

Bradley vuelve al ring con dura prueba ante Vargas

CARSON, California, EE.UU. (AP) — Cuando Timothy Bradley regrese al cuadrilátero el sábado, sólo se enfrentará con el invicto Jessie Vargas. No buscará pleito con el entrenador de su adversario, como había prometido mediante una diatriba en video.

Bradley (31-1-1) volverá al ring del StubHub Center en busca de recuperarse de un 2014 en que no ganó una sola pelea. Intentará también recuperar el título mundial vacante de peso welter de la Organización Mundial de Boxeo (OMB) que perdió hace un año en una revancha con el filipino Manny Pacquiao.

Pero tendrá que pasar sobre Vargas, el campeón de peso superligero de 26 años que ha subido de categoría. El título de la OMB es uno de los cinturones que obtuvo Floyd Mayweather Jr. tras derrotar a Pacquiao en mayo.

"Money" Mayweather renunció a ese cetro después de la contienda.

Hubo un momento en que Bradley pareció más interesado en pelear con el entrenador de Vargas, luego de una discusión por internet.

Cuando Bradley llegó al área de Los Angeles recientemente, de inmediato se le preguntó sobre Erik Morales, y se le informó que el ex campeón mundial mexicano, convertido en entrenador, había hecho declaraciones provocadoras. En una declaración grabada en video, Bradley prometió "patearle el trasero" al "Terrible" Morales.

"Mi estado de ánimo no era del todo bueno", comentó Bradley el jueves durante la última conferencia de prensa antes del combate. "Cuando me enredé en el pleito, pasó lo que pasó. Fue como decir, 'te enfrentaré al final del año'''.

Bradley dijo en broma que también se sentía hambriento después de un viaje de dos horas por tierra desde su hogar en el área de Palm Springs y que tenía que ir al baño.

Pero mientras Bradley hablaba en la conferencia de prensa, dijo a Morales que lo respetaba por todo lo que ha hecho por el boxeo y estrechó la mano del ex boxeador mexicano.

Bradley dijo que la pelea del sábado será un terreno para demostrar su calidad tanto para él mismo como para Vargas. El invicto aún no ha enfrentado a alguien del calibre de Bradley, considerado por años uno de los mejores boxeadores libra por libra del mundo.

"Ahora viene a la guarida de los leones", indicó Bradley. "Ha dejado en paz a los cachorros. Viene en ascenso y busca pelear con boxeadores de verdad. Yo soy un boxeador de verdad. Me he hecho de un nombre por mí solo en el deporte al enfrentar lo mejor. Ahora es turno de Jessie de ver si puede vencer a los mejores. A eso se reduce esta pelea".

Bradley ganó sus primeros 31 combates a nivel profesional, incluyendo triunfos sobre rivales del máximo nivel como Pacquiao y el mexicano Juan Manuel Márquez. Su feroz enfrentamiento con el ruso Ruslan Provodnikov en el StubHub Center en 2013 fue considerado por muchos la pelea del año.

Esta será le primera vez que Bradley vuelva al StubHub Center desde ese choque con Provodnikov, donde el estadounidense sufrió una conmoción cerebral en el primer round antes de rescatar una victoria por la decisión unánime. Bradley dijo que regresar a Carson le trajo "recuerdos espeluznantes".

Pero en 2014, Bradley no pudo ganar una sola vez, perdiendo en la revancha con Pacquiao y sufriendo un polémico empate ante Diego Chaves.

FUENTE: LEIGHTON GINN (Associated Press)