Fútbol Fútbol -  7 de mayo 2010 - 20:00hs

Mundial: Corea del Norte vuelve tras 44 años

SEUL (AP). En su primera actuación en un Mundial, Corea del Norte dio que hablar: llegó a cuartos de final y protagonizó una de las grandes sorpresas en la historia del torneo.

Pero, 44 años después, nadie sabe si los norcoreanos están en condiciones de emular su inolvidable victoria de 1966 sobre Italia.

Poco o nada se sabe del equipo coreano y sus jugadores fuera de Asia, ya que se trata de un cuadro de escasa actividad internacional, que rara vez participa en la Copa Asiática y ni siquiera participó en las eliminatorias para los mundiales de 1998 y 2002.

Casi todos sus jugadores seleccionados juegan en la liga local, que pocos tienen ocasión de ver fuera del cerrado paí­s comunista.

Lo que sí­ se sabe es que el equipo se clasificó tras sortear un grupo difí­cil que incluyó a Irán y Arabia Saudita, y que sus jugadores llevan varios años actuando juntos.

Para el Mundial de Sudáfrica, el sorteo los ubicó en un grupo complicado, con Brasil, Portugal y Costa de Marfil.

El mediocampista An Yong Hak dice que no le sorprende que su equipo sea considerado como el convidado de piedra en el grupo.

"Eso era inevitable, porque nos clasificamos por primera vez en 44 años y no hemos hecho nada importante en competencias internacionales desde aquella vez", dijo An, uno de los tres únicos norcoreanos que juegan en el exterior, en el la liga japonesa.

An es considerado seguro titular en el equipo para Sudáfrica, y no cree que la falta de experiencia de sus compañeros en ligas extranjeras perjudique al equipo.

"Nuestro trabajo de equipo está a la altura de cualquier otro, porque hemos entrenado juntos por más tiempo y en jornadas más largas que cualquier otro", dijo. "Si otros creen que será fácil derrotar a Corea del Norte, eso es bueno para nosotros".

La clasificación para Sudáfrica ha sido el mejor momento para Corea del Norte desde el mundial de 1966 en Inglaterra y la famosa victoria sobre Italia.

Ri Myung Guk da garantí­as en el arco, y frente a él se para una defensa de cinco hombres experimentados y bien organizados.

Pese a esa poblada defensa, el equipo tiene un eficiente contragolpe, encabezado por el armador Hong Yong Jo. La esperanza de gol es Jong Tae Se, apodado "el Rooney del pueblo".

Jong juega en el Kawasaki Frontale, uno de los principales clubes japoneses. Es un ariete hábil y fuerte, y a sus 25 años, el Mundial podrí­a servirle como vitrina.

FUENTE: Agencia AP