Fútbol Fútbol -  18 de abril 2013 - 13:00hs

Tottenham puede ayudar a United en la Premier

MANCHESTER, Inglaterra (AP). Tras quedar fuera de los puestos de Liga de Campeones, Tottenham tratará de frenar su tradicional desplome de fin de temporada con un triunfo el domingo ante Manchester City que podrí­a ayudar a Manchester United a ganar el tí­tulo de la Premier.

United lleva semanas al borde de conquistar su 20mo campeonato del fútbol inglés, y finalmente podrí­a conseguirlo el lunes en casa ante Aston Villa, si el City pierde primero en White Hart Lane.

Tottenham se derrumbó en el torneo doméstico, además de ser eliminado la semana pasada en los cuartos de final de la Liga Europa. El City, en cambio, ha ganado sus cuatro últimos partidos en todas las competencias, para aplazar la casi inevitable coronación de United.

El posible regreso de los extremos Gareth Bale y Aaron Lennon de lesiones podrí­a ayudar a Tottenham a conseguir su primera victoria en la liga en cuatro fechas, una mala racha que dejó a los Spurs en quinto lugar, detrás de Arsenal y Chelsea.

"Tenemos que mantenernos unidos y apuntar a terminar entre los cuatro primeros en la liga Premier", dijo el zaguero de Tottenham, Jan Vertonghen. "Tuvimos un descanso, aclaramos los pensamientos y ahora volemos contra Manchester City".

"Pueden volver varios jugadores, jugadores importantes, y ahora sólo nos restan oponentes grandes, City, Chelsea, todos finalistas de copas. Tenemos que aspirar al mejor puesto posible".

La lucha por el tercer y cuarto puestos, en la que hay cuatro equipos separados por cinco puntos si se incluye a Everton, ha sido mucho más interesante que la pelea por el tí­tulo.

Quedarse fuera de la Champions por segunda campaña al hilo serí­a un golpe para Tottenham, que culminó cuarto la temporada pasada pero no se clasificó al principal torneo europeo porque Chelsea ganó la Liga de Campeones.

Al igual que la temporada anterior, Tottenham se ubicó en una buena posición rumbo a la recta final, pero cayó ante Liverpool y Fulham en semanas recientes y también empató en casa contra Everton. Arsenal aprovechó estos tropiezos con cuatro victorias en cinco partidos, y puede seguir presionando a su histórico rival si vence el sábado a Fulham.

"Estoy confiado que lo haremos", comentó el timonel de Arsenal, Arsene Wenger, quien ha clasificado al club a la Liga de Campeones todas las temporadas desde que llegó en 1996. "Sólo tenemos que asegurarnos que no dependamos de los resultados de otros equipos. Por eso es importante ganar nuestro próximo partido".

Chelsea, que le quitó el tercer lugar a Arsenal el miércoles con una victoria 3-0 sobre Fulham, visita el domingo a Liverpool para su 61er partido de una agotadora campaña en la que el técnico Rafa Bení­tez ha implementado una rotación semanal de jugadores.

Por eso, el capitán John Terry, autor de dos goles contra Fulham, podrí­a quedarse en la banca en Anfield, aunque se trata de un duelo crucial en la lucha por el boleto a Champions.

"Llevamos cuatro o cinco meses jugando dos partidos a la semana, así­ que no es fácil mantener a los jugadores concentrados y frescos", dijo Bení­tez. "Tenemos que tenerlos listos para cada partido. Todos los jugadores quieren jugar cada partido, pero tienen que saber que no pueden hacerlo y estar al 100 por ciento en cada encuentro".

United tiene que esperar y ver si el City pierde antes de recibir a Villa en Old Trafford. Con 13 puntos de ventaja, necesita un máximo de seis unidades en los cinco últimos encuentros, aunque esa cifra se reducirí­a si los Spurs le dan una mano el domingo.

"Hemos tenido confianza toda la temporada", dijo el zaguero de United, Phil Jones. "Nada cambia ahora".

FUENTE: Agencia AP