FÚTBOL Fútbol - 

Un millón de personas reciben en Abiyán a los campeones de África

Un millón de personas se lanzaron a las calles de Abiyán para recibir a los jugadores de Costa de Marfil que el domingo se proclamaron campeones de la Copa de África de Naciones, por segunda vez en su historia.

La delegación marfileña llegó procedente de Guinea Ecuatorial sobre las 14h00 (local y GMT), más tarde lo previsto para dejar a los aficionados saborear la victoria y preparar el recibimiento a sus héroes.

Un millón de personas, según el comisario de la prefectura de policía Joseph Kouamé Yao, respondieron a la llamada del fútbol en un país loco por el balón y cuyo último título continental, y único, remontaba a 1992, ¡hace 23 años!

"Cuando hemos sobrevolado la ciudad, hemos visto esta multitud impresionante. Era muy emotivo", se felicitó el delantero Wilfried Bony.

"Se ve que Costa de Marfil es un país que ama el fútbol", agregó su compañero Salomon Kalou.

El presidente del país, Alassane Ouattara, que el domingo se paseó por la capital con una gorra y una camiseta naranja, el color de la selección nacional, recibió a los campeones al pie del avión.

El héroe de la final, el arquero Boubacar Copa Barry, que paró dos penales y marcó el definitivo en la tanda que decidió el título (el encuentro acabó con el empate inicial) fue uno de los más aclamados: "¡Copa, eres un dios!", le gritaron muchos aficionados.

Los jugadores tomaron un autobús para recorrer los 15 kilómetros que separan el aeropuerto del estadio Félix Houphouët-Boigny (cuyas 35.000 localidades se llenaron desde por la mañana), pero 45 minutos después de haber iniciado la marcha apenas habían recorrido un tercio del camino.

"Es indescriptible, esta nación orgullosa de sus colores. Se olvida todo, los conflictos, las diferencias. Solo el fútbol es capaz de esto", declaró a la AFP el francés Herve Renard, que dirigió al equipo y logró su segundo título continental, después de haberlo logrado con Zambia en 2012... ganando en la final por penales a Costa de Marfil.

Costa de Marfil sale de una década de crisis político-militar que llegó a su fin después de la muerte de 3.000 personas en actos de violencia generados por las elecciones presidenciales entre 2010 y 2011.

Los Elefantes, sobrenombre de la selección de fútbol, fueron utilizados siempre como un elemento cohesionador.

Este lunes fue declarado "jornada festiva, sin trabajo y pagada para el conjunto del territorio" por el presidente Ouattara.

FUENTE: AFP