Golf -  17 de junio 2018 - 00:11hs

Cuatro comparten liderato tras extraña 3ra ronda del US Open

SOUTHAMPTON, Nueva York, EE.UU. (AP) — Dustin Johnson tendrá al menos una ronda más para tratar de redimirse en el U.S. Open.

También la Asociación de Golf de Estados Unidos (USGA).

Los mejores jugadores del mundo se vieron mal el sábado en un campo de Shinnecock Hills que incluso la USGA consideró incontrolable. Los tiros terminaban aproximadamente a 15,20 pies (50 pies) del hoyo y fuera del green. Nadie de entre los últimos 22 grupos pudo sumar un par. Phil Mickelson violó una regla de manera intencional en el hoyo 13 al correr hacia la pelota que se alejaba del hoyo antes de golpearla mientras seguía moviéndose.

Es la primera vez desde Oakmont en 2007 que nadie se encuentra bajo par al enfilarse al último día de competencia. Con vientos más fuertes de lo que se esperaba e inusuales ubicaciones de los hoyos que convirtieron el torneo en un carnaval de golf, era fácil ver por qué.

"Fue una prueba muy dura, pero quizá demasiado dura esta tarde", señaló Mike Davis, el presidente ejecutivo de la USGA. "Debemos desacelerar el campo esta noche, y lo haremos".

Pero fue demasiado tarde para una de las jornadas más extrañas del U.S. Open.

Daniel Berger y Tony Finau, que iniciaron la tercera ronda 11 golpes debajo del líder, firmaron tarjeta de 66 disparos, cuatro bajo par, antes que Johnson realizara su primer tiro. Johnson se vio en dificultades de principio a fin.

Johnson, que inició con una ventaja de cuatro golpes, apenas le pegó a la pelota en su intento de birdie de 5,2 metros (17 pies) en el hoyo 18 y la vio girar y girar hasta colocarse a 2,4 metros (ocho pies) del hoyo. Falló el golpe para par y firmó para 77 y cerrando en un empate entre cuatro competidores en la cima.

"No siquiera creo que haya jugado mal", aseveró Johnson. "Siete sobre par por lo general es una puntuación terrible, pero no con los greens de esta tarde, que fueron muy, muy difíciles. Yo conecté siete u ocho putts que fácilmente podrían haber terminado en el hoyo y no cayeron. Y esa es la diferencia entre terminar en siete sobre par y terminar en par".

Al menos tendrá una última oportunidad, y terminó con mucha más compañía al frente de la tabla de posiciones que como se encontrada al inicio de la ronda.

Johnson es acompañado por Berger, Finau y el campeón defensor Brooks Koepka (72) con tarjeta general de 213, tres sobre par, con la más alta puntuación tras 54 hoyos para un líder del U.S. Open desde la llamada "Masacre en Winged Foot" de 1974.

FUENTE: DOUG FERGUSON (Associated Press)