Hípica -  3 de junio 2014 - 23:04hs

California Chrome está afilado para el Belmont

NUEVA YORK (AP) — Art Sherman pudo observar a California Chrome galopando por primera vez en dos semanas, y al preparador le gustó lo que lo vio.

Sherman llegó a Nueva York la tarde del lunes y observar a su candidato a la Triple Corona en el Belmont Park el martes. Fue la primera vez que pudo ver al potro desde la victoria en el Preakness.

"Me pareció que ahora está mejor que tras el Preakness", comentó Sherman. "No puedo creer lo mucho que ha subido de peso. Esto de la Triple Corona es duro. Es un caballo fantástico".

El sábado, en el Belmont Stakes, California Chrome intenta convertirse en el primer ganador de la Triple Corona desde Affirmed en 1978. La carrera tiene una bolsa de 1,5 millones de dólares.

El tresañero será el gran favorito para la distancia de milla y media en Belmont, una carrera que se le conoce como la "Prueba de los Campeones" por su historial de estropear los sueños de la Triple Corona.

Apenas 11 caballos han barrido en el Kentucky Derby, Preakness y Belmont en el mismo año. Once caballos han intentado completar el trío de victorias desde Affirmed, con Big Brown como el más reciente en 2008. Ganó las primeras dos pruebas, pero su jinete Kent Desormeaux debió frenarlo en el Belmont.

I'll Have Another se llevó las primeras dos pruebas en 2012, pero debió renunciar al Belmont el día previo debido a una dolencia en el tendón que puso fin a su carrera.

Después del Preakness, Sherman, de 77 años, regresó a su establo en el sur de California. California Chrome viajó a Nueva York bajo el cuidado de Alan Sherman, su hijo y entrenador auxiliar. El Belmont será la tercera exigente carrera del potro en un lapso de cinco semanas.

"Ha estado impecable", dijo Alan Sherman. "No le puedo pedir más ahora. Estoy disfrutando con todo esto".

El sorteo de posiciones para el Belmont se realizará el miércoles. No tiene el mismo tipo de drama que el Derby, donde quedar en los extremos de la pista frente a 19 o 20 participantes puede condenar al fracaso a cualquier caballo.

FUENTE: MIKE FARRELL (Associated Press)