1 de junio 2021 - 17:56hs

Nadal quiere seguir reinando en Roland Garros

Nadal, cuya última derrota fue en cuartos de final en 2016 contra Novak Djokovic, jugará en segunda ronda frente al francés Richard Gasquet.

Rafael Nadal, 'rey' de Roland Garros, no parece dispuesto a ceder aún su trono en París y este martes comenzó el camino el asalto hacia su 14º Copa de los Mosqueteros con un triunfo sin forzar ante el australiano Alexei Popyrin, con el que además salvó el honor de la Armada española.

Tras dos primeros sets solventados con contundencia, Nadal pareció relajarse en el tercero, por lo que Popyrin tuvo dos bolas para alargar el partido, pero la presión le pudo en esos momentos y perdió la ocasión de ganarle un set al español, algo que desde 2016 solo han logrado Diego Schwartzman, David Goffin y Dominic Thiem.

"Ha sido muy difícil jugar contra un muy buen jugador como Alexei", destacó Nadal, que logró su 31ª victoria consecutiva en Roland Garros, donde tiene un balance de 101 victorias y dos derrotas.

Fue la única victoria en el cuadro masculino para el tenis español, que vio como eran eliminados Roberto Carballés, Albert Ramos, Fernando Verdasco y Feliciano López.

- Pleno argentino -

Todo lo contrario le ocurrió al tenis argentino, que clasificó a segunda ronda a todos los tenistas que jugaron este martes: Diego Schwartzman, Facundo Bagnis y Federico Coria.

El Peque, nº 10 del mundo, despejó algunas dudas tras una mala temporada europea en tierra batida y solventó en tres sets su debut ante el taiwanés Yen-Hsun Lu, por 6-2, 6-2 y 6-3.

Algo parecido le pasó al uruguayo veterano Pablo Cuevas, 35 años, que no había hecho resultados significativos esta temporada en arcilla (salvo una semifinal en Ginebra hace dos semanas), pero este martes debutó en París con un convincente triunfo ante el francés Lucas Pouille, Top 10 hace poco más de dos años, por 6-3, 6-1 y 6-3.

En segunda ronda, Cuevas se medirá a Novak Djokovic, el número 1 mundial que en la sesión nocturna tuvo un plácido debut ante el estadounidense Tennys Sandgren, al que derrotó por 6-2, 6-4 y 6-2.

"Me honra de haber jugado el primer partido masculino en sesión nocturna en la historia de Roland Garros. Ha sido extraño jugar ante unas gradas vacías y con esta iluminación realmente intensa. Espero encontrarme con el público en mi próximo partido", declaró el serbio, que se mostró "muy contento" con su juego.

Entre las sorpresas del día, destacaron las eliminaciones de dos de los jóvenes llamados a dominar el circuito masculino en los próximos años: el ruso Andrey Rublev (N.7), que había derrotado a Nadal en cuartos de final en Montecarlo, y el canadiense Felix Auger-Aliassime (N.20).

La número 1 del tenis femenino, la australiana Ashley Barty, también debutó con victoria en Roland Garros, en su regreso a la arcilla parisina después de conquistar el título en 2019 (el año pasado no participó en Roland Garros por la pandemia).

- Barty regresa con victoria -

Barty, aquejada de problemas en el muslo izquierdo que le obligaron a retirarse en Roma y por los que este martes requirió tratamiento en la misma pista, tuvo problemas de los previstos para derrotar a la estadounidense Bernarda Pera por 6-4, 3-6 y 6-2.

"Es muy especial estar aquí. Quedé muy decepcionada por no haber podido venir el año pasado", declaró la tenista, admitiendo que no está "al 100%" por sus problemas físicos.

Si Barty no participó en Roland Garros el año pasado por la pandemia, la española Carla Suárez no pudo hacerlo tras detectársele un linfoma de Hodgkin, pero este martes regresó una última vez a París, perdiendo ante la estadounidense Sloane Stephen por 3-6, 7-6 (7/4) y 6-4.

"Han sido meses muy duros, pero en mi mente estaba que quería volver a estar en Roland Garros, que es uno de mis torneos favoritos, en el que tengo muy buenos recuerdos y por eso quería estar una vez más", dijo la canaria, que a los 32 años se retirará al finalizar la temporada.

Pese a la larga inactividad (9 meses de tratamientos de quimioterapia y radioterapia), Suárez estuvo a punto de dar la sorpresa. "Estoy rabiosa porque tuve cerca de cerrar el partido en el segundo set", declaró.

Si el lunes el cuadro femenino se quedó sin la número 2 mundial, la japonesa Naomi Osaka, que se retiró ante las amenazas de exclusión del torneo si seguía en su postura de no comparecer ante la prensa para preservar su "salud mental", este martes fue la checa Petra Kvitova (12ª) la que renunció a seguir, aunque en este caso por una lesión en el tobillo.

La decisión de Osaka de retirarse, después de admitir haber sufrido "episodios depresivos" desde 2018, siguió dando de qué hablar en París y puso el foco en la cuestión de la salud mental de los deportistas.

Los cuatro torneos del Grand Slam se comprometieron a tomar "mejoras significativas" para ayudar a los tenistas a gestionar la presión a la que son sometidos.