Tenis -  28 de enero 2016 - 03:58hs

Williams y Kerber disputarán la final femenina de Australia

MELBOURNE, Australia (AP) — Serena Williams está a solo una victoria de lograr otro hito en Grand Slams tras imponerse a Agnieszka Radwanska por 6-0, 6-4 el jueves en semifinales del Abierto de Australia, un juego entre las tenistas que ocuparán los puestos 1 y 3, respectivamente, en el próximo ranking del circuito femenino y en el que la estadounidense apenas encontró oposición.

Si Williams gana el sábado a Angelique Kerber en su séptima final en Australia igualaría el record de Steffi Graf de 22 títulos de Grand Slam individuales, un record en la era de los Abiertos. La tenista con más victorias de la historia es Margaret Court, con 24.

Williams es la clara favorita para el título, y no solo por el estado de forma que muestra últimamente. La estadounidense mantuvo su buena racha en las semifinales del torneo. Ha ganado las seis finales que disputó en Melbourne Park.

"Definitivamente no pienso en ello", respondió Williams a una presunta sobre igualar la marca de Graf. "¡El año pasado también estaba a una (victoria). Y si no gano el sábado, seguiré estando uno por detrás".

Pese a todos sus éxitos, es una derrota lo que inspira a la estadounidense. En 2015 estaba a dos victorias de ganar los cuatro majors en el año natural cuando perdió ante Roberta Vinci en semifinales del Abierto de Estados Unidos.

"Físicamente me encuentro mucho mejor, mentalmente necesitaba ese descanso después del Abierto", comentó. "Pero no esperaba hacerlo tan bien tan rápido".

Kerber, por su parte, terminó con el sorprendente recorrido de la tenista británica Johanna Konta, nacida en Sydney, al imponerse más tarde el jueves por 7-5, 6-2 en la otra semifinal. La alemana se clasificó así para su primera final de un Grand Slam. Konta fue la primera británica entre las cuatro mejores de un major desde 1983.

Kerber solo ha logrado una victoria en seis enfrentamientos con Williams — fue en 2012.

Graf fue la última alemana que ganó el título en Australia, en 1994, y Kerber le pidió consejo.

"Así que Steffi, escríbeme por favor", dijo riendo con la grada del Rod Laver Arena.

Con el techo de la cancha Rod Laver cerrado por los chaparrones en la zona, Williams rompió el servicio de Radwanska para abrir el partido y tuvo pocos problemas en un primer set de 21 minutos.

El segundo parcial fue más reñido.

Radwanska, número 4 de la clasificación, rompió el servicio de Williams para empatar 3-3, pero Williams quebró el saque de la polaca en el noveno game y sentenció con tres aces y un derechazo.

Radwanksa dijo que no había mucho que pudiera hacer en el primer set para enfrentarse a Williams. "Empezó de forma increíble, con tanta fuerza y velocidad. Yo sólo estaba ahí parada, en cierto modo viéndola jugar".

"Tuve mi pequeña oportunidad en el segundo set", comentó. "Pero por lo demás, es simplemente demasiado buena".

"Si está jugando a su modo es un nivel diferente... No creo que nadie más pueda jugar a ese nivel".

La británica Johanna Konta se enfrentaba con Angelique Kerber en la segunda semifinal, y la ganadora jugará contra Williams en la final del sábado por la noche.

La primera semifinal masculina, entre el defensor del título, Novak Djokovic, y Roger Federer inaugurará la sesión de la noche.

FUENTE: JOHN PYE (Associated Press)