Música -  28 de junio 2018 - 15:46hs

Carlos Ann le desea a México una transformación

CIUDAD DE MÉXICO (AP) — De cara a las elecciones presidenciales del próximo domingo, Carlos Ann le desea México la carta del tarot de la muerte.

“Esa calavera que lleva como una azada y está avanzando, es lo que yo le desearía a México y ojalá saliera eso”, dijo el músico y tarotista español en una entrevista telefónica reciente con The Associated Press. “Una transformación en todos los niveles”.

“Pero eso es lo que le hace falta al mundo, no solamente a México”, acotó. “Al mundo le hace falta una gran transformación. ... Es una transformación sobre todo de conciencia”.

Ann se encuentra en la Cuidad de México para presentar su más reciente álbum, “Mapa Mental”, el 7 de julio en el Lunario del Auditorio Nacional. En el concierto interpretará la producción en su totalidad.

“Cuando se presenta un disco se tiene que presentar completo y actualmente si te fijas lo que hacen la gran mayoría de músicos es que tocan tres o cuatro canciones”, señaló el cantautor de "Hada", "Vámonos al mar", "La mejor de tus sonrosas" y "Nuestro amor fue un fracaso". “Dicen que es la presentación del disco; yo creo que es más presentación de algunas canciones”.

Ann quería hacer algo especial para agradecer el apoyo de fans mexicanos y recorrer las diferentes etapas de su carrera. Al final, pensó en dividir su concierto en cuatro actos.

El primero estará dedicado a “Mapa Mental”; el segundo a discos como “Descarado”, “La Nada” y “Entre lujos y otras miserias”. En el tercero tendrá como invitados especiales a Juan Carlos Allende de Los Macorinos, el dúo de guitarristas de la fallecida Chavela Vargas, y a Enrique Rodríguez, quien también llegó a tocar con Vargas. Y el cuarto incluirá las canciones más rockeras de su carrera, como las de su álbum “Bala perdida”.

“Es un concierto muy especial, pero muy especial. No lo vamos a repetir en ninguna otra parte del mundo. No se puede por la producción”, señaló Ann, quien a pesar de lo único del concierto, ha dicho que no planea grabarlo y también recomendó al público evitar usar sus celulares para tener una experiencia más intensa.

“Quiero que sea como un lugar cerrado y que la gente que esté ahí se lleve ese recuerdo”, explicó. “Es como cuando entras a un club privado y lo que pasa en el club privado se queda en el club privado”.

Ann se volvió admirador de Allende tras escuchar el disco “En Carnegie Hall” de Vargas y lo invitó junto a Ramírez a su gira “El tigre del Congrés” de 2016 en México. Ahora crearán un ambiente de cantina y tequila en el Lunario.

Los guitarristas le llevan varios años a Ann, pero él se siente cómodo en el escenario con ellos.

“Sí hay una división generacional pero de hecho es música”, dijo el rockero de 51 años. “Si ahora estuviera vivo Beethoven probablemente sería un buen amigo. Los músicos nos entendemos al margen de las edades porque el lenguaje es la música y es la armonía y son las sensaciones y las vibraciones. Nos movemos más en el campo vibratorio de las cosas”.

En “Mapa Mental” hace referencia al tarot en su canción “Las hormigas enloquecen”. También musicalizó el poema “Todo es para bien” de Alejandro Jodorowsky, quien como Ann es tarotista.

Jodorowsky, famoso por películas como “El topo” y “La montaña sagrada”, es también autor de novelas como “El loro de siete lenguas” y “Donde mejor canta un pájaro” y del tratado “La vía del Tarot”.

“Alejandro es un artista del renacimiento”, dijo Ann sobre su viejo amigo. “Hablamos de México, él le tiene mucho cariño y recuerda esos tiempos como determinantes en su vida, no solamente profesional”.

Señaló que antes de incluir “Todo es para bien” en su disco tomaba este poema sobre el valor de agradecer como un mandamiento.

“Alguna persona lo puede escuchar y puede empatizar con él y ver la grandeza que es agradecer y la grandeza sobre todo de no quejarse, porque la queja es muy contagiosa”, dijo.

El concepto detrás de “Mapa Mental” es para Ann “una brújula cósmica”.

“Gracias a él me he podido enraizar en la tierra pero también viajar hacia otros lugares, que no precisamente son espacios físicos, también tenemos el espacio psíquico, el mental o de las emociones”, apuntó. “Es un disco que es como una recapitulación, es un poco autobiográfico, pero también es un disco de desprendimiento”.

FUENTE: BERENICE BAUTISTA (Associated Press)