Deportes 24 de agosto 2008 - 00:00hs

Un sábado fatí­dico y bochornoso para Cuba

BEIJING (AP). El equipo de béisbol perdió un tí­tulo que es una obligación, sus dos primeros finalistas en el boxeo sucumbieron. Peor aún fueron protagonistas de todo un escándalo.

Las malas noticias no acabaron ahí­: el deporte cubano se encuentra en serio peligro de despedirse de los Juegos Olí­mpicos de Beijing con su cosecha de tí­tulos más magra desde 1972.

Inclusive, a falta de una jornada de competencias, Cuba ni siquiera puede presumir que es el número uno de Latinoamérica. Ese puesto lo ocupa Brasil.

Sin atisbo de duda alguna, el revés que más duele fue el que sufrió en béisbol, el deporte que es la máxima pasión en la isla.

íšnico equipo latinoamericano en Beijing, los cubanos perdieron 3-2 ante Corea del Sur y se quedaron con las ganas de una cuarta medalla de oro en la disciplina. Los caribeños sólo perdieron dos partidos en todo el campeonato, ambos ante los surcoreanos.

Más doloroso es que se van sin la certeza si volverán a tener una oportunidad de actuar en una olimpiada, ya que el deporte fue descartado del programa para Londres 2012.

"Espero que la gente que toma las decisiones rectifiquen porque es triste saber que este es el último juego de béisbol olí­mpico", declaró el lanzador Pedro Luis Lazo.

Cuba clasificó a la mayor cantidad de boxeadores a la finales con cuatro, pero los dos primeros que subieron al tinglado salieron derrotados: Andris Laffita cayó 8-2 ante el tailandés Somjit Jongjohor en los pluma y el mediano Emilio Correa perdió 16-14 ante el británico James Degale.

Sobre el gallo Yankiel León y el welter Carlos Banteaux recaerá el domingo la responsabilidad de sumar oro, y preservar que la isla culmine los juegos como el paí­s latinoamericano más laureado.

Brasil pasó a ocupar ese sitial cuando su equipo de vóleibol femenino se alzó por primera vez con el tí­tulo olí­mpico al vencer en cuatro sets (25-15, 18-25, 25-13, 25-21) a Estados Unidos. Cuba también se quedó sin el consuelo del bronce, pues perdió 3-1 ante China.

La definición del primer lugar latinoamericano dependerá de los boxeadores cubanos y el sexteto brasileño de vóley masculino, que buscará repetir su oro al medirse con Estados Unidos en la final.

Más allá de los tí­tulos que se les escaparon, Cuba protagonizó un bochornoso incidente en el taekwondo, cuando Angel Matos le tiró una patada al juez en el combate por la medalla de bronce en la división de más de 80 kilos.

Matos y su entrenador Leudis González se exponen a suspensiones de por vida, según una recomendación hecha por las autoridades del deporte al Comité Olí­mpico Internacional.

"Es una fuerte violación del espí­ritu del taekwondo y de los Juegos Olí­mpicos", indicó la Federación Internacional de Taekwondo.

La jornada fue rutilante con los oros ganados por Argentina en el fútbol masculino, la República Dominicana en el boxeo y México en el taekwondo.

Argentina revalidó su corona al vencer 1-0 a Nigeria. El gol fue obra de Angel Di Marí­a tras un pase medido de Lionel Messi.

"Antes de venir acá sabí­a que valdrí­a la pena", declaró Messi, quien estuvo a punto de irse de Beijing sin jugar debido al conflicto entre la FIFA y varios clubes por la cesión de jugadores.

Fue el segundo oro argentino en las justas, aunándose al conseguido por Juan Curuchet y Walter Pérez en ciclismo.

México también llegó a las dos doradas cuando Marí­a Espinoza venció a la noruega Nina Solheim en la final de la división de 67 kilos del taekwondo. Se trata de la primera vez desde Los Angeles 1984 --cortesí­a de los marchistas Ernesto Canto y Raúl González-- que México atrapa dos oros en una misma cita olí­mpica por primera vez. El otro en Beijing fue conseguido por Guillermo Pérez, igualmente en taekwondo.

El boxeador Félix Dí­az se encargó de que la Dominicana volviese a lo más alto del podio por segunda edición tras vencer 12-4 al tailandés Manus Boonjumnong en los welter ligero. Félix Sánchez, triunfador en los 400 con vallas en Atenas, era el otro dominicano con un oro.

FUENTE: Agencia AP