Fútbol Otros deportes -  22 de diciembre 2008 - 18:20hs

Un año para olvidar

Al hacer un balance de la participación del fútbol panameño a nivel internacional, lo podemos calificar como desastroso en todos sus niveles, así lo ratifican los resultados alcanzados.

La pregunta que surge en el fanático es ¿quién es el culpable?, ¿la dirigencia, los jugadores o los medios de comunicación?. Para ello debemos analizar cada uno de los aspectos que nos rodearon este año.

La dirigencia invirtió, al tratar de contratar técnicos con capacidad y nombre, los medios motivaron y creyeron en el material humano que conformaron los seleccionados en cada una de sus categorías, el fanático respaldó al equipo y al final el resultado fue el mismo.

Entonces ¿cuál fue el aporte de los jugadores?, fueron realmente cuerdos de la responsabilidad de mantener en alto la imagen del fútbol panameño y más aún cuando estaba en juego la superación personal en cada uno de los que integraron la selección.

Ahora que ya todo terminó volvemos a la realidad y recordamos el pasado, donde todos nos calificaban como las cenicientas de Centroamérica porque siempre nos vencían, claro ahora con menos goles, pero al final era derrota, algo similar aconteció este año.

¿Qué ocurrió? Será que crecimos muy rápido y no hubo tiempo para pensar en ser humildes en los momentos de gloria, aunque los más perjudicados fueron los propios jugadores, quienes perdieron el sueño de ir al mundial.

En definitiva un año para olvidar y capitalizar los errores que en el camino se cometieron, pese a las circunstancias. Decía mi abuelo que "la vida te da revanchas", claro siempre con la bendición de Dios.

Estamos esperando el 2009, un año que debe encaminarnos a obtener los mejores éxitos y para ello, arrancar en enero con la Copa de Naciones de la UNCAF en Honduras, de la mano de Gary Stempel, que como cosa curiosa, tuvo su primera experiencia en los juegos centroamericanos celebrados en este país, donde obtuvo la medalla de plata para Panamá.

Y como dice el adagio “año nuevo vida nueva”, así que a estrenar la camiseta nueva con humildad y sencillez para volver a disfrutar los triunfos pero esta vez con mucha sensatez.

QUE VIVA EL FUTBOL CON CANCHAS NUEVAS, ESTADIOS REMODELADOS Y UN TÍTULO PARA CELEBRAR…

PANAMÁ CAMPEÓN DE LA COPA DE NACIONES DE UNCAF, DIRÁN QUE ESTOY LOCO, PERO ME GUSTA SOÑAR… ¿PARA QUÉ MÁS?

FUENTE: Luis A. Barreto