Otros deportes - 

Un estadounidense, el nuevo héroe del atletismo en Cabo Verde

Es estadounidense y ha brindado "una primera medalla de oro internacional" al atletismo de Cabo Verde, un país lusófono, en la octava edición de los Juegos de la Francofonía en Abiyán.

Jordin Andrade está orgulloso de sus nuevos colores y quiere llegar a la final de 400 metros vallas en el Mundial de Londres (4-13 agosto).

"Los caboverdianos de la tribuna gritaban fuerte. Estaban orgullosos y entusiasmados, como si hubiéramos crecido juntos", afirma a la AFP Jordin, de 25 años, que se llevó el oro con un tiempo de 49.66, a casi medio segundo de su mejor marca personal (49.24).

"Lo que yo quería era brindar una primera medalla de oro internacional a Cabo Verde. Para eso vine a los Juegos de la Francofonía y no hice reuniones (o meetings, ndr) en Europa. El próximo objetivo, la final en Londres", explica este hijo de una madre estadounidense y un emigrado caboverdiano.

"Creía que los Juegos (de la Francofonía) serían un poco como las reuniones, pero es increíble. Es mucho más grande de lo que yo pensaba. Toda la ciudad vive estos Juegos. Hay una Villa (de Atletas), un buen ambiente. Sinceramente, estoy contento de haber venido", asegura Jordin.

- Primer viaje a Cabo Verde -

La nacionalidad caboverdiana permite a Jordin, que en el pasado compitió para Estados Unidos, no tener que pasar por las selecciones norteamericanas, que cuentan con un nivel muy elevado, para poder disputar grandes eventos.

Fue semifinalista en los Juegos Olímpicos de Rio de Janeiro en 2016. Apenas había empezado a defender los colores de Cabo Verde, pero su tío Henry Andrade ya participó para el país africano en los 110 metros vallas de los Juegos Olímpicos de Atlanta-1996.

"Él fue el primer caboverdiano que compitió en atletismo en los Juegos Olímpicos. Yo tenía 4 años. Quería seguir los pasos de mi familia", explica.

"Yo tengo la doble nacionalidad Cabo Verde-Estados Unidos. Estoy orgulloso de defender a Cabo Verde y se lo agradezco. Me han dado una oportunidad, espero responder", explica.

"He estado en una pequeña universidad estadounidense (Boise State, en Idaho) que me dio mi oportunidad. Intenté representarla lo mejor que pude y ahora intento hacer lo mismo con Cabo Verde. Somos un país pequeño", subraya.

Jordin Andrade no había viajado a Cabo Verde hasta el año pasado.

"Fui tratado con mucho respeto. Me recibieron como si fuera parte de la familia. Y a cualquier sitio que voy, cuando me encuentro con las comunidades caboverdianas, me reciben bien", señala.

El joven atleta vive en Seattle con su padre, que emigró a Estados Unidos en 1963, cuando tenía 8 años. Actualmente trabaja en líneas de alta tensión.

"Me enseñaron el criollo de Cabo Verde cuando era niño, pero como estábamos en Seattle no había razón para seguir (estudiándolo)", cuenta.

"Si cuando era niño hubiera sabido que podía ser atleta olímpico para Cabo Verde, lo habría estudiado más. Ahora estoy obligado a volver a aprender el portugués. Consigo leer, escribir un poco, pero soy muy malo hablándolo", reconoce.

FUENTE: AFP