TENIS Tenis -  3 de junio 2014 - 16:10hs

Djokovic-Gulbis, primer duelo de semifinales de Roland Garros

El serbio Novak Djokovic, un experto con seis participaciones en la penúltima ronda en París, y el letón Ernests Gulbis, debutante en estas alturas, disputarán la primera semifinal de Roland Garros después de sus victorias de este martes en cuartos de final.

Djokovic, segundo jugador mundial, ganó al canadiense Milos Raonic (N.8) en tres mangas por 7-5, 7-6 (7/5) y 6-4, y dio un paso más para la conquista de su primera corona en París, la única del Grand Slam que falta en su colección.

Gulbis, 17º jugador mundial y gran sorpresa del torneo, batió con gran autoridad al checo Tomas Berdych (N.6) por 6-3, 6-2 y 6-4; en su segunda victoria consecutiva de prestigio tras haber dejado en la cuneta al suizo Roger Federer (N.4).

De 25 años y durante mucho tiempo una de las grandes promesas del circuito, ha explotado en este Roland Garros dejando a un lado las malas pasadas que le jugaba la inestabilidad de su carácter.

"Ha sido mi mejor partido del torneo, lo hice todo bien. Tomas estaba un poco enfadado porque he conseguido muchas líneas. Lo siento, pero eso forma parte del juego", señaló Gulbis, siempre talentoso en la cancha e irreverente fuera de ella, al final del choque.

Djokovic, por su parte, impuso la lógica ante un jugador que alcanzaba por primera vez los cuartos de final de Grand Slam.

El serbio, que ha caminado con paso firme durante todo el torneo perdiendo un único set ante el croata Marin Cilic, encontró la manera de hacer daño a un jugador como Raonic, uno de los mejores sacadores del planeta.

La movilidad de Djokovic no encontró alternativa en un jugador canadiense que, a pesar de la buena temporada en tierra que ha hecho, es un especialista en pista rápida.

Djokovic y Gulbis sólo han jugado una vez en su carrera. Fue en los cuartos de final de Roland Garros de 2008, cuando Gulbis apareció como una exhalación para luego no lograr una actuación similar en Grand Slam hasta la presente edición del torneo francés.

El serbio, por su parte, es un prodigio de regularidad, capaz de jugar las semifinales en 14 de los últimos 15 Grand Slam. El único desliz fue en el Abierto de Australia en enero, cuando fue eliminado por el a la postre vencedor Stasnislas Wawrinka.

En el horizonte de Djokovic aparece además la posibilidad de convertirse en el octavo jugador en la historia en ganar los cuatro torneos de Grand Slam.

Con diez victorias consecutivas desde que ganara el Torneo de Roma, batiendo en la final a su gran rival Rafael Nadal, parece que el momento en el que el serbio levante el trofeo en París está más cerca que nunca.

FUENTE: AFP