FÚTBOL Fútbol Internacional - 

Los chantajes a futbolistas: Un fenómeno viejo con riesgos nuevos

Mathias Pogba prometió en dos ocasiones hacer revelaciones sobre su hermano Paul Pogba y, especialmente, sobre su supuesto recurso a los servicios de un brujo.

El fútbol puede convertir a sus estrellas en "objetivos prioritarios" de los "buitres" que planean chantajes a futbolistas. Se trata de un fenómeno antiguo que en los últimos años se ha visto amplificado por las redes sociales, algo que el reciente "caso Paul Pogba" pone encima de la mesa.

No faltan historias sórdidas en el fútbol y la última en sumarse a la lista es el intento de extorsión a gran escala del que dice ser víctima Paul Pogba, campeón del mundo con Francia y jugador de la Juventus.

El mediocampista de 29 años declaró a los investigadores del caso que fue víctima de una trampa de unos amigos de la infancia y dos encapuchados armados, que le reprochaban no haberles ayudado económicamente. Se le exigió una suma de 13 millones de euros (12,9 millones de dólares) y Pogba afirmó haber pagado unos 100.000 euros (99.750 dólares).

La historia salió a la superficie cuando el sábado fue publicado un enigmático vídeo de Mathias Pogba, hermano mayor de Paul Pogba y con el que no mantiene buena relación. Mathias Pogba prometió en dos ocasiones hacer "revelaciones" sobre su hermano Paul y, especialmente, sobre su supuesto recurso a los servicios de un brujo.

En Francia se abrió el pasado 3 de agosto una investigación por extorsión en banda organizada. El caso ha sido confiado a la Oficina Central de Lucha contra el Crimen Organizado.

El precedente de Adebayor

Pogba no es el primer futbolista de relumbrón en decir sentirse víctimas de personas de su entorno.

El exatacante togolés Emmanuel Adebayor, por ejemplo, dijo haber sido víctima de un chantaje por parte de su familia, en un testimonio realizado en 2018 a la televisión Canal+.

"En cuanto te conviertes en futbolista, en cuanto te haces famoso, en cuanto comienzas a ganar un poco de dinero, todo cambia", dijo.

Ante el "caso Pogba", el entrenador del Nantes, Antoine Kombouaré, lamentó el martes los peligros añadidos a los que deben enfrentarse los jugadores.

"Para los muchachos, es muy duro. Cuando ganas tanto dinero hay muchos buitres alrededor", afirmó. "Ya sea el entorno familiar o lo que se llama el primer círculo, los agentes, los asesores... No imagináis la presión que sufren los muchachos", aseveró.

El sindicato de futbolistas profesionales de Francia (UNFP) intenta alertar sobre este fenómeno, que viene desde hace muchos años.

En salario, "el futbolista profesional siempre ha estado por encima" de sus seres cercanos por lo que "para nosotros no hay más codicia que la que había hace 20, 30 o 50 años", subraya Philippe Lafon, director general del UNFP.

FUENTE: AFP